¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ARQUEOLOGÍA

Totana quiere impulsar un frente común para que la cultura argárica sea Patrimonio de la Humanidad

El Ayuntamiento totanero se ha propuesto impulsar un encuentro entre municipios hermanados por la presencia de la cultura del Argar

La Concejalía de Yacimientos Arqueológicos del Ayuntamiento de Totana tiene previsto promover, tras el verano, un encuentro de municipios que están relacionados con la investigación y promoción de la cultural argárica para que, a través de sus respectivas comunidades autónomas, se haga frente común para solicitar a la UNESCO que ésta sea declarada patrimonio de la humanidad.

Aunque ahora el titular de esta concejalía es Juan José Cánovas, la anterior responsable, Inma Blázquez, ha señalado a la Cadena SER que pretenden que "con nuestra riqueza argárica, con el yacimiento de La Bastida al frente, contamos con los recursos y material suficiente para declarar esta declaración por parte de la UNESCO, y lo mejor es que nos unamos todos los municipios con esta presencia arqueológica en común".

Los espacios y municipios convocados serán en las provincias de Almería (Gatas en Turre, el Oficio en Cuevas de Almanzora); Alicante (Cabezo Redondo en Villena e Illeta dels Banyets en Alicante); Jaén (Cuesta del Negro en Purullena, Peñalosa en Jaén); y en la Región de Murcia (Cerro del Castillo de Lorca, Cerro de Las Viñas en Coy, Ifre en Mazarrón, La Almoloya en Pliego, parque arqueológico Los Cipreses en Lorca, Puntarrón Chico en Beniaján y El Rincón de Almendricos).

Según el consistorio totanero, la Comunidad Autónoma viene colaborando en varios proyectos que tienen como objetivo promover el conocimiento de la cultura de El Algar (inicio de la edad del Bronce, entre el 2200 y 1550 a.C.) en el Noroeste de la Región y consolidar los yacimientos de La Bastida y La Tira del Lienzo, en Totana.

Los primeros siglos de la Edad del Bronce en las provincias de Almería, Jaén, Granada, Alicante y Murcia, aproximadamente entre los años 2200 y 1550 antes de nuestra era, se conocen con el nombre de “grupo arqueológico argárico” o, más comúnmente, “cultura de El Argar".

Grandes poblados ubicados en cerros, numerosas tumbas excavadas bajo el suelo de las viviendas y una extensa gama de objetos metálicos, la mayoría de cobre, bronce, y plata, así como útiles de piedra, hueso y recipientes cerámicos constituyen la combinación original que ha dado renombre a la arqueología argárica.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?