¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Zurera: "Estamos viviendo un cambio climático que muchos no quieren entender"

El Delegado de Agricultura de la Junta, muy preocupado por la falta de lluvias en los úitimos años y su incidencia directa en el sector agroalimentario y ganadero. "Desde hace cuatro o cinco años no llueve como es necesario y estamos preocupados. Ojalá venga un otoño bueno, como necesitan nuestros olivos y nuestros cultivos", afirmó Francisco Zurera

Imagen de un embalse seco /

Preocupación y mucha. La falta de lluvias tiene al sector del campo cordobés más preocupado que nunca. Las altas temperaturas del verano y la escasez de agua podrían incidir negativamente en las cosechas de aceituna y naranja el año que viene. Además, el sector ganadero del norte de la provincia también ve con desazón cómo la falta de lluvia está afectando a las dehesas y a los arroyos y acuíferos que dan de beber a las cabezas de ganado.

El descenso en la pluviometría y las altas temperaturas del verano obligan a hablar de un cambio climático que amenaza con destrozar poco a poco el actual sistema agrario, sobre todo en lo referente a cultivos de regadío. En la Junta de Andalucía aún no se atreven a hablar de sequía de manera oficial, pero lo cierto es que si este otoño no llueve como es necesario, el campo cordobés lo va a pasar mal. "Oficialmente declaración de sequía no tenemos. Lo que sí hay es mucha preocupación porque estamos en la antesala de la sequía, porque llevamos cuatro o cinco años donde la pluviometría anual está siendo menor de lo que debiera. Estamos tiendo problemas en el norte de la provincia con la ganadería porque los acuíferos van cada vez a menos. Eso está ocurriendo. Ahora estamos al principio de un año agrícola nuevo, en octubre, y deseamos que sea un año normal. El sector agroalimentario y ganadero es fundamental en la provincia de Córdoba", señaló el delegado de Agricultura de la Junta de Andalucía en Córdoba, Francisco Zurera.

El propio delegado quiso hacer hincapié en la concienciación de lo que podría venir si sigue sin llover con abundancia. "Estamos preocupados porque venimos de situaciones que no son normales en los últimos años. En otoño llueve poco, en invierno hace menos frío, en primavera llueve lo justo para los cultivos y luego nos metemos en unos veranos que están siendo tremendo por las altas temperaturas. Este mes de agosto ha sido apoteósico con récords de temperaturas que superan los 40 grados muchos días. Aunque hay quien aún no se lo cree, estamos viviendo un cambio climático que muchos no quieren entender. En la Junta de Andalucía estamos preocupados y estamos trabajando en esa línea de prevención y concienciación de lo que pueda venir. Deseamos que el otoño se desarrolle al gusto nuestros olivos, nuestras encinas, naranjos y viñedos", concluyó.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?