¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

REUS 0 - SPORTING 1

Las penas máximas alegran al Sporting

Los dos penaltis fallados por el Reus permitieron que el gol de Nacho Méndez fuera suficiente para que el equipo gijonés siga en la Copa del Rey

Los campamentos de verano están para divertirse, aprender (si se puede) y hacer amigos. La concentración de final de verano del Sporting ha servido, sobre todo, para lo último. Podemos concluir que tanto el Nástic de Tarragona como el Reus han sido dos buenos amigos para los rojiblancos. Ambos los colmaron de regalos: los primeros sirviéndole en bandeja el sábado dos de los cuatro goles del sábado; el Reus le ofreció la clasificación para la siguiente ronda de la Copa del Rey, fallando dos penaltis. "Ay, pena, penita, pena", dirán los catalanes, que ya habían errado otro lanzamiento en la Liga. El Sporting vuelve contento de tierras tarraconenses, con tres puntos más en Liga, superado el trámite de la Copa gracias al gol de Nacho Méndez, con la sensación de que este año todo sale de cara e, independientemente de la fortuna, sin haber encajado un solo gol desde que ha empezado a competir. Tremendo dato.

Lo de la Copa del Rey no es fácil. Ni para el Sporting ni para ningún equipo. Juntar sobre un terreno de juego a once jugadores nuevos, muchos inadaptados, desconocidos entre ellos, y pretender que compitan. En el caso de los rojiblancos, se les pedía hacerlo además en un terreno de juego en unas condiciones lamentables. Así que el equipo gijonés hizo lo que buenamente pudo. Tuvo la fortuna de cara y con eso fue suficiente.

FICHA TÉCNICA

0 - Reus: Santamaría; Miramón, Olmo, Íñiguez, Álex Menéndez; Tito, Juan Domínguez; David Querol (Máyor, min. 77), Fran Carbia (Borja, min. 64), Cámara (Haro, min. 69); i Edgar Hernández.

1 - Real Sporting de Gijón: Whalley; Jordi Calavera, Xandao, Quintero, López; Pedro Díaz (Nacho Méndez, min. 46), Bergantiños; Pablo Pérez (Barba, min. 88), Álex López, Viguera; i Carlos Castro (Moi Gómez, min. 73).

Gol: 0-1, Nacho Méndez (min.50).

Árbitro: Daniel Ocón Arraiz (Comité de La Rioja). Mostró tarjeta amarilla a Juan Domínguez, (min.32).

Incidencias: Partido de la segunda eliminatoria de la Copa del Rey, disputado en el Estadi Municipal de Reus ante unos 2.573 espectadores.

El partido fue pestoso, como suele suceder en estas primeras eliminatorias de Copa. Al 'Plan B' del Sporting se le vieron carencias notables. La defensa, por ejemplo, hizo aguas por todas partes. El Reus encontraba permanente la espalda de los centrales con balones largos, algunos de ellos enviados por el propio guardameta. El primero de ellos propició un susto: Xandao se 'comió' el envío, Quintero no se entendió con el portero y el otro debutante, el portero Whalley, no llegó a tocar el balón en su salida. El árbitro entendió que el choque con Darío Querol era digno de pitar penalti, pero Edgar perdonó de forma escandalosa. Tal fue su ánimo de engañar a Whalley en la dirección del disparo que mandó el lanzamiento muy lejos de la portería. Era solo el comienzo del recital del Reus.

La defensa del Sporting fallaba también en los costados. El debutante Jordi Calavera mostró sus dos caras: una gran capacidad para incorporarse al ataque, pero importantes lagunas en defensa; Cámara le ganaba permanentemente la espalda y generaba ocasiones de peligro para el Reus. La suerte era que los de López Garai parecían incapaces de marcar un gol aunque el partido durara tres días. En el lateral zurdo un desconocido Isma López no protagonizó ni una sola incorporación por su banda en todo el primer tiempo.

En realidad, la 'empanada' era general. El equipo apenas tuvo fútbol ni ocasiones, más allá de un gran lanzamiento de falta de Álex López, al que respondió Santamaría con una buena parada, y un par de lanzamientos lejanos del propio López y de Carlos Castro.

Oportunista Nacho Méndez

Buscando algo más de fluidez en el mediocampo, Paco Herrera tomó una decisión al descanso. Esta vez a Nacho Méndez le tocó ser el sustituto y no el sustituído, que fue el también canterano Pedro Díaz. A Paco Herrera también parece que todo le sale de cara desde que llegó a Gijón. El primer balón que tocó el de Luanco se convirtió en el único gol del partido. Llegó después de una buena jugada coral: una apertura de Pablo Pérez para Álex López, que desde la derecha buscó la cabeza de Viguera, que trató de asistir a Carlos Castro. El de Ujo no llegó a ese balón, pero sí lo hizo con la puntera un hábil Méndez, que volvió a mostrar su sonrisa casi perenne para festejar el gol que acabaría dando la clasificación del Sporting.

Se temió por el resultado, pero no por el buen fútbol del Reus, sino por su increíble torpeza. Se equivocó gravemente primero Carlos Castro, al pasarse de frenada y, al intentar recuperar un mal control, derribar a Querol en el área. Otro penalti, y otro error. Fue el exrojiblanco Álex Menéndez, al que esta vez Whalley sí le adivinó las intenciones. López Garai, el entrenador del Reus, no se lo podía creer.

Casi le costaba creérselo al Sporting, que haciendo poquísimo y con dos penas máximas en contra, salía del estadio catalán con la clasificación el bolsillo. Y, con la moral por las nubes para afrontar el derbi del sábado, contra un Oviedo al que un penalti sí le salió caro ante el Numancia. En el vestuario rojiblanco solo desean que siga la racha.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?