¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Parlament aprueba la ley del referéndum en su sesión más tensa

No ha sido tan exprés como probablemente querían los independentistas, pero la ley del referéndum catalán ha salido adelante en un solo día. Eso sí, con bronca, abundantes interrupciones y muchas quejas de la oposición

Aprobada la ley de referéndum / VÍDEO: ATLAS

Finalmente, la ley del referéndum se ha aprobado únicamente con los votos de los independentistas (72) con la abstención de CSQEP (11) y con la oposición saliendo del hemiciclo. Ni Ciudadanos, ni Partido Popular (que ha dejado banderas catalanas y españolas en sus escaños) ni PSC han participado en la votación. Y así se ha culminado una larga jornada marcada por la bronca y las interrupciones En definitiva, Junts pel Sí y la CUP han seguido su guion de aprobación express de la ley del referéndum, y la oposición ha batallado para que se visualizara lo que consideran una barbaridad jurídica. Buena prueba de la tensión vivida han sido las cinco reuniones de la Mesa y la cuatro de la Junta de Portavoces.

Así, desde el Partido Popular, Alejandro Fernández acusaba a la mayoría independentista de violar el Estatut y la Constitución “y denigrar la democracia”. Y, por su parte, Marta Rovira, de Junts pel Sí, cargaba contra la oposición por practicar el filibusterismo “y estirar el reglamento por todas partes”.

El pleno se ha suspendido hasta dos veces para estudiar las peticiones de reconsideración del cambio del orden del día planteadas por PSC y Ciudadanos. El caos ha llegado a tal punto que la presidenta Carme Forcadell se ha equivocado al fijar el plazo que se daba a los grupos para presentar enmiendas. Primero ha hablado de una hora y ha tenido que rectificar y admitir que eran dos.

Inicialmente no quería suspender la sesión para que la oposición estudiara sus enmiendas ("Para la sesión de control no es necesario que estén todos los diputados y diputadas", ha argumentado) pero al final ha cedido y, por tercera vez, ha habido un nuevo parón.

La actuación de Forcadell ha sido muy criticada por la oposición que le ha llegado a reclamar (lo ha hecho Carlos Carrizosa, de Ciudadanos) que “dejara de actuar como la gestoría de Puigdemont” y Miquel Iceta (PSC) ha anunciado que presentarán inmediatamente un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por considerar que se han vulnerado sus derechos como diputados.

Ya por la tarde llegaba la decisión del Consell de Garanties Estatutàries, órgano consultivo de la Generalitat, que recogía las quejas de los no independentistas y advertía que los grupos han de poder solicitar un dictamen ante cualquier ley. Este ha sido el caballo de batalla de la tarde, pero Junts per Sí lo ha ventilado con el argumento que el Consell "no tiene competencia para dictar resoluciones que puedan obligar al pleno a realizar lo que consideren"

Y tras una larga reunión de Mesa el debate de las enmiendas ha comenzado pasadas las siete y media de la tarde, con enfrentamientos entre Carme Forcadell y los portavoces de Ciudadanos, PP y PSC.

Anna Gabriel, de la CUP, ha advertido que se preparan “para salir a la calle a ganar el referéndum” y ha afirmado que “esta ley no es un golpe de estado y no vulnera ningún derecho. Aunque lo repitáis mil veces, no será cierto”

Lluís Corominas, de Junts pel Sí, se ha defendido argumentando que “ante la hostilidad del Estado, hemos optado por este procedimiento (el express) que nos ha permitido llegar al pleno”. Y ha cosechado una larga ovación al recordar a Muriel Casals (“la nostra Muriel”) y llamar a los diputados de Junts pel Sí a votar “con la cabeza bien alta”

No ha aportado grandes novedades el portavoz del PP, Xavier García Albiol, que ha reiterado sus argumentos ya conocidos: "No queremos que una élite política secuestre el país que hemos construido entre todos y no lo vamos a permitir" Sí ha endurecido el tono, quizás un punto más que en otras ocasiones y ha afirmado que "Ni Puigdemont ni Junqueras son merecedores de la alta dignidad de sus cargos. Su actitud es la reacción del cobarde"

Cs, PSC y PP abandonan el pleno del Parlament para no votar la ley del referéndum

Lluís Rabell, de Catalunya Sí Que Es Pot, ha anunciado la abstención de su grupo pero ha sido muy crítico con lo ocurrido en esta sesión parlamentaria: “Lo que se ha vivido hoy no es filibusterismo. La imposición por parte de la mayoría de un procedimiento antidemocrático ha sido un golpe gravísimo, el más grave desde el restablecimiento de la Generalitat” Y también ha cargado contra el referéndum: “da la espalda a la mitad de la sociedad catalana y es una propuesta excluyente.”

El socialista Miquel Iceta, que ha defendido su propuesta de reforma constitucional, ha advertido que “El empate dejará una insatisfacción permanente a casi la mitad de los catalanes. Se pongan como se pongan, este proceso no tiene amparo legal y con él pretenden, en un solo día, liquidar una relación de cinco siglos”

Muy dura ha sido también la líder de la oposición, Inés Arrimadas, de Ciudadanos, que inmediatamente después de la votación ha anunciado una moción de censura. Arrimadas ha acusado a los independentistas de actuar “como una mayoría absolutista” y ha calificado de bochornoso el papel de Carme Forcadell. Y respecto a la ley la ha tildado de despropósito y chapuza jurídica. ¿Intentan vender al mundo que esto es un referéndum con garantías? ¿Dónde está el censo, de dónde lo han sacado?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?