¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Alcalá recuerda a las víctimas del polvorín

Una placa en el puente del Zulema recuerda que, además de 23 muertos por la explosión, 8 personas fueron fusiladas y otras 69 represaliadas por el franquismo, aprovechando el accidente

Colocación de la placa conmemorativa en el puente del Zulema /

La ciudad de Alcalá de Henares recuerda, desde esta semana, con una placa conmemorativa a las víctimas de la explosión accidental del polvorín que el 6 de septiembre de 1947 estalló en el monte Gurugú, junto al puente del Zulema, acabando con la vida de 23 personas: catorce civiles y diez militares que trabajaban en aquella instalación del ejército en la que se acumulaban en precarias condiciones armas y pólvora.

"Fue una explosión fortuita, una fatalidad en las instalaciones de los polvorines militares que estaban situados en el puente del Zulema. Pólvoras en mal estado, un fallo eléctrico, la precariedad de la instalación, hicieron que el polvorín saltase por los aires provocando diez muertos entre el personal militar y catorce víctimas civiles", explica el historiador Julián Vadillo, coautor del libro 'La explosión del polvorín en Alcalá de Henares (1947)' junto a Alejandro Remeseiro.

Coincidiendo con el 70º aniversario del accidente, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares atendió la petición de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMHAH) para señalar el lugar de los hechos con una breve explicación en la que se detalla que, por aquella explosión, perdieron la vida más personas que las afectadas directamente por la voladura. Y es que, además de las 23 víctimas directas, 8 personas fueron fusiladas debido a su relación con el Partido Comunista de España y las Juventudes Socialistas Unificadas. Son los conocidos como "los ocho de Ocaña", localidad en la que fueron ejecutados. Otras 69 personas sufrieron cárcel y represión.

"Este país - dice Vadillo - ha tenido un problema con su pasado traumático y creo que es hora de recuperarlo tal y como sucedió. Es importante y, sobre todo, para Alcalá de Henares que tiene varios episodios: la represión de la posguerra del 39 al 48 con los fusilamientos en el cementerio y en la Virgen del Val, o este caso del polvorín donde un grupo de gente, por pensar diferente, fue acusada de un hecho que nunca cometió".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?