¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los soberanistas redoblan su órdago: aprobada la ley para constituir la futura república catalana

Los votos de las fuerzas independentistas son suficientes para aprobar la ley de transitoriedad que solo comenzaría a funcionar el día después de referéndum en caso de que éste saliese adelante

Así han sido los dos días más convulsos que se recuerdan en el Parlament. / ATLAS

El Parlament ha cerrado dos jornadas maratonianas, llenas de broncas, reproches y recesos por los recursos de la oposición, con la aprobación de las dos leyes de ruptura impulsadas por los soberanistas en su camino para celebrar el referéndum y constituir una República catalana. Si ayer el bloque independentista sacó adelante la ley del referéndum-ya paralizada y declarada ilegal por el Constitucional- y el Govern firmó el decreto de convocatoria -también anulado por la justicia-, en la madrugada del jueves al viernes han consumado su desafío con la llamada ley de transitoriedad, columna vertebral de 'su' futuro estado catalán. Una norma que solo comenzaría a funcionar el día después de referéndum en caso de que éste se celebrase y ganará el sí. 

La ley ha prosperado con los votos de Junts pel Sí y la CUP tras repetir el esquema del día anterior y forzar un cambio en el orden del día para introducir el texto en la agenda a pesar de los esfuerzos de Cs, PSC y PP para tratar de frenar la votación, lo que ha retrasado horas el debate y posterior votación. 

La tensión en el Parlament ha sido palpable a lo largo de toda la tarde. "Han puesto delante de los ciudadanos un monotema que divide a la sociedad y lo vamos a ver en la calle en las próximas semanas", ha advertido durante su intervención Inés Arrimadas. "Esta ley nunca va a entrar en vigor", señalaba la líder de Ciudadanos en Cataluña. "Esto es un atropello contra el sentido común y contra las normas básicas de la democracia. Solo calentarán más el ambiente y han conseguido unir a toda la oposición". En esa misma línea se ha pronunciado el líder del PP catalán. "Hoy han vuelto a repetir el circo de ayer con una proposición golpista. No tengo ninguna duda de que ya saben cuál será la participación", ha apuntado Xavier García Albiol. "No tienen ni han tenido el apoyo de la mayoría de Cataluña y se han convertido en la principal amenaza que tiene ahora la Unión Europea”, ha añadido el popular. Y de la parte de los socialistas, su líder Miquel Iceta ha rematado estos argumentos. "El objetivo de esta ley es liquidar la Constitución y el Estatuto. Irá a la papelera de las iniciativas primero suspendidas y luego anuladas", ha criticado.

Las claves de la ley

  • El texto consta de 89 artículos, que regulan aspectos como la nacionalidad catalana, el proceso constituyente o el sistema judicial de la hipotética República Catalana, que se empezaría a construir la semana después del referéndum.
  • Esta ley prevé que todos los funcionarios del Estado que trabajen en Catalunya pasen a depender la de Generalitat, manteniendo sus funciones y su sueldo, y también recoge una amnistía judicial para los encausados por el ‘procés’. El Govern desarrollará a través de cinco decretos aspectos como la asunción de la seguridad en las fronteras.
  • Es una ley de transición porque pretenden que sea temporal hasta que un nuevo Parlament establecería un nuevo marco legal. También la han llamado "fundacional" de una nueva república catalana.
  • La ley define la hipotética Catalunya independiente como una "República de Derecho y social" y, en cuanto a la nacionalidad, prevé que sea compatible tener la doble (por ejemplo, la catalana y la española), y además, tal y como ya avanzó la Cadena SER, lo pone más fácil para que puedan acceder a ella los inmigrantes no comunitarios.
  • También está previsto que el Govern apruebe cinco decretos que regularán algunos elementos esenciales, por ejemplo, cómo se tomará el control y la seguridad de las fronteras en la hipotética República Catalana. Y aunque, de entrada, los independentistas asumen todo el ordenamiento legal español, en uno de estos decretos se derogarán leyes actuales, como podría ser la Ley Mordaza o la Ley Wert.
  • En cuanto a la justicia, el documento que se registrará prevé crear un sistema propio en los cinco días posteriores al referéndum, un sistema que transforma el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en el Tribual Supremo, que también asumiría las funciones del Constitucional.
  • Y en lo que respecta a funcionarios, la previsión de los independentistas es que todos aquellos que ahora estén sueldo de la administración del Estado pasen a depender de la Generalitat, aunque también hay previsto un mecanismo de contratación exprés para cubrir las vacantes de aquellos empleados públicos que no reconozcan como válida esta transición.
  • La ley también regula el llamado proceso constituyente, que, según sus planes culminará más o menos dentro de un año con la aprobación de la hipotética Constitución catalana. En este tiempo habrá un proceso participativo, unas elecciones constituyentes, y un nuevo referéndum de esta carta magna.
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?