¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

112 cámaras menos de las pagadas en los túneles de la M-30

La instalación de cámaras de seguridad en las instalaciones de Madrid Calle 30 registró “irregularidades” que podrían haber supuesto un sobrecoste de 1,4 millones de euros

El Ayuntamiento de Madrid abonó un número superior de cámaras de seguridad de las que luego se instalaron a lo largo del recorrido de la M-30. En el proyecto inicial de obras se incluía un circuito cerrado de televisión para aumentar la seguridad en los túneles y poder garantizar la vigilancia desde el centro de control. Este sistema incluye no sólo la vigilancia de la calzada, si no de salidas de emergencia, cuartos técnicos y otras galerías fundamentales para la explotación de la infraestructura. Ese circuito existe, “pero varía sustancialmente el número de cámaras que lo integran”.

Un total de 1.090 cámaras aparecen como certificadas, es decir que se pagó por ellas de acuerdo a los presupuestos aprobados. Sin embargo, según fuentes municipales, la plataforma de gestión del inventario sólo recoge la instalación de 978.

Teniendo en cuenta que el importe medio de instalación de una cámara es de unos 11.000 euros y las diferencias entre el número instalado y el que figura en el inventario, se puede estimar el abono de 1.342.000 euros "de manera totalmente injustificada".

Es la conclusión a la que ha llegado el Gobierno municipal tras examinar el contrato inicial de obras, los contratos modificados posteriores, los certificados y el inventario de Madrid Calle 30. Estos datos y documentos serán abordados durante la tercera sesión de la comisión de investigación que arranca este martes.

Otras irregularidades

No es la primera vez que se detectan diferencias entre los presupuestado y pagado y lo realmente existente en Madrid Calle 30. Así ocurrió también con el mantenimiento de una red de meteorológica, por el que se abonó un millón y medio de euros, a pesar de que en realidad solo se había instalado una estación doméstica. Se han detectado también paneles certificados que no existen, además de otros materiales.

Estas diferencias entre lo pagado y lo realmente instalado pueden entenderse por los sucesivos proyectos, contratos y presupuestos que se realizaron para la ejecución de los túneles de soterramiento de la vía y el bypass sur. El presupuesto del proyecto inicial fue sustituido y aumentado con hasta tres contratos modificados adicionales, que contaban en muchos casos con partidas duplicadas y servicios innecesarios. Buena parte de esos conceptos no se llevaron a cabo, pero sí se abonaron los presupuestos ampliados.

Tercera sesión

La tercera sesión de la comisión de investigación de Madrid Calle 30 que se celebra este martes abordará el seguimiento del contrato de obras y las auditorías realizadas; el proceso que rodeó la aprobación de un contrato modificado posterior con un presupuesto muy superior al inicial. También se hablará del mantenimiento de las infraestructuras a lo largo de los años.

El que fuera concejal de Gallardón Antonio de Guindos (ex presidente de Madrid Calle 30), citado para hoy avisó por correo de que no iba a asistir, mientras que su compañera Pilar Martínez (ex presidenta del consejo de Administración), no ha respondido a la petición, por lo que tampoco se espera su asistencia.

La Cámara de Cuentas ha cuestionado el modelo de gestión de Madrid Calle 30, argumentando que la privatización no viniera acompañada de los necesarios estudios técnicos, jurídicos y financieros

Penalizaciones

El consejo de Administración de Madrid Calle 30 ha impuesto ya cuatro penalizaciones al socio privado por una cantidad total que supera el millón de euros después de comprobar incumplimientos contractuales en la en la instalación y mantenimiento del telecontrol del alumbrado a cielo abierto o la falta de instalación de una red wifi. Madrid Calle 30 está participada por el Ayuntamiento de Madrid, que tiene el 80% del capital, y por un socio privado, EMESA, que cuenta con el 20% restante.

El Ayuntamiento de Madrid destina anualmente cerca de 140 millones de euros a Madrid Calle 30 (única fuente anual de ingresos de la sociedad), de los cuales solo 28 millones aproximadamente, están consignados al mantenimiento y explotación de la infraestructura. El resto va al pago de intereses de la deuda, reparto de dividendos o pago de IVA e impuestos de sociedades, si bien una porción revierte en el reparto de dividendos al Ayuntamiento de Madrid.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?