¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El TSJ suspende indefinidamente la actividad en los juzgados de Valencia

Nada se sabe oficialmente sobre las causas del incendio aunque todas las voces apuntan a un cortocircuito, a algo fortuito

Imagen del estado en el que ha quedado el juzgado de primera instancia número 2 tras el incendio en la Ciudad de la Justicia de València /

En la Ciudad de la Justicia de Valencia la Policía científica analiza qué causó el incendio que ha destruido por completo el juzgado de primera instancia número 3 y que mantiene un fuerte olor a plástico quemado en todo el edificio. El fuego ha afectado gravemente a los juzgados 1, 2 y 4.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha suspendido de forma indefinida la actividad en los juzgados de la Ciudad de la Justicia de Valencia debido al incendio que se declaró ayer en la segunda planta de este edificio de cinco alturas.

El alto tribunal valenciano ha acordado, además, la inhabilidad de los plazos procesales desde la medianoche del domingo hasta que se normalice la situación y establece que la actividad judicial en este enclave se reanudará "progresivamente en función de lo que aconsejen los distintos informes técnicos".

Nada se sabe oficialmente sobre las causas aunque todas las voces apuntan a un cortocircuito, a algo fortuito.

Sobre este particular ha trascendido que la Conselleria de Justicia ha abierto expediente a la empresa adjudicataria del mantenimiento de la Ciudad de la Justicia y poco más porque, de momento, Gabriela Bravo, la consellera, guarda silencio. Sí que ha hablado del particular Pilar de la Oliva, presidenta del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat. De los errores hay que aprender y en eso están. Y ha recordado que las competencias en materia de seguridad y prevención están en manos de la conselleria.

La otra gran pregunta pasa por saber qué se ha destruido y qué efectos tendrá el cierre en el día a día de una justicia que, ha insistido el juez decano Pedro Viguer, trabaja en precario. En ese sentido, la buena noticia es que no se han destruido tantos expedientes como parecía. Han sido menos aunque es pronto para cuantificar. También es bueno que los asuntos que llegan a primera instancia cuenten con procurador: eso significa que recuperar la documentación perdida será más fácil, sin dejar de ser un proceso largo y complicado.

De momento, los asuntos que siguen entrando a los juzgados calcinados serán repartidos entre los otros 17 juzgados de primera instancia. El personal afectado será reubicado en otras dependencias de la Ciudad de la Justicia. La documentación destruida se corresponde con reclamaciones, juicios verbales, algunos ordinarios y también ejecuciones. Cada uno de los juzgados de primera instancia atiende anualmente entre 1.800 y 2.000 asuntos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?