¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Bravo: “No ha estallado una bomba nuclear”

La consellera de Justicia asegura que el edificio se reabrió porque, según los informes de los técnicos, era habitable. Unos informes que señala a los funcionarios como causantes de que las puertas de resistencia al fuego no cierren

La Consellera de Justicia, Gabriela Bavo, durante las declaraciones que ha realizado en los pasillos de Les Corts / ()

La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, ha asegurado que se decidió reabrir la Ciudad de la Justicia porque, según los informes de los técnicos del Invasat, el edificio era habitable.

El problema es que el hollín parece haber entrado en los conductos de aire acondicionado, lo que prodría haber provocado esos problemas médicos en los trabajadores: en solo hora y media, los servicios médicos han atendido a 20 trabajadores por conjutivitis y problemas respiratorios

Durante estos días se va a limpiar a fondo el edificio, sacar todos los escombros generados por las llamas. Los técnicos de Salud en el Trabajo están allí comprobando cuál es la situación real. Eso sí, deja claro la consellera, el edificio no está precintado, aunque por seguridad se ha decidido suspender la actividad hasta el próximo lunes.

El informe de Invassat señala a los funcionarios

La Cadena SER ha tenido acceso al informe de Invassat (el Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo) que dio luz verde a que la Ciudad de la Justicia abriera este miércoles. En el informe, se pone de manifiesto que las puertas de resistencia al fuego permanecían abiertas en caso de incendio, cuando deberían estar cerradas, debido a "impedimentos puestos por los usuarios del edificio".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?