¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PALMA FUTSAL 3 - JAÉN PARAÍSO INTERIOR 3

El Palma arranca regalando un empate

Antonio Vadillo debuta con un empare como entrenador del equipo mallorquín en un partido en el que llegaron a dominar el marcador por 3 a 0

El Palma Futsal arranca la temporada 2017/18 con un empate ante el Jaén Paraíso Interior después de ponerse tres a cero en el marcador y suma un punto que deja insatisfecho a la plantilla (3-3).

No fue el debut soñado por Antonio Vadillo en su debut como entrenador del conjunto mallorquín, que dejó escapar dos puntos de Son Moix en la jornada inaugural tras empezar el partido con una ventaja de tres a cero. Dos penaltis castigaron en exceso a los isleños que pudieron recuperar la ventaja en el último minuto pero que se tuvieron que conformar con las tablas.

No hubo un dominador claro en el ecuador de la primera mitad del partido. Si bien el Jaén Paraíso Interior arrancó el partido merodeando la meta defendida por Carlos Barrón, el Palma fue cogiendo poco a poco el timón para llegar con mayor peligro a la portería visitante. De esta manera, llegaba una doble ocasión de los verde pistacho que no lograron convertir ni Maico ni Joselito. El Jaén tuvo la réplica. Primero lo intento Brandy y al rechace, el exjugador del Palma, Carlitos no logró batir a bocajarro a Barrón.

Pasaban los minutos y se acercaba con más impetu el conjunto local y a poco más de cinco minutos para el descanso llegaba el premio para los chicos de Antonio Vadillo. Maico recibía de espaldas a portería y a la media vuelta conseguía batir a Dídac con un disparo cruzado que ajustó a la perfección (1-0). El técnico del Jaén, Daniel Rodríguez, reaccionó de inmediato con un tiempo muerto que no surtió efecto.

El Palma seguía mejor sobre la cancha aunque los andaluces lo probaban a la contra y tuvo que intervenir en alguna que otra ocasión Barrón para mantener la ventaja en el marcador para los mallorquines. Nadie logró batir al portero rival, y eso que el Palma gozó de muchas oportunidades en los últimos minutos para ampliar su ventaja, pero el partido marchaba al descanso con el solitario tanto de Maico (1-0).

El descanso le sentó bien al Palma Futsal, que tras el paso por vestuarios metió todavía una marcha más al partido y, lo más importante, afinó la puntería para conseguir abrir brecha en el marcador y encarar la recta final del partido con ciertas garantías. Tomaz clavaba en la escuadra el balón para firmar el segundo tanto local y, sólo un minuto más tarde, David Pazos culminaba un contrataque magistral de los de Vadillo para poner el tres a cero en el marcador.

Los isleños cometieron cinco faltas muy temprano. Ni siete minutos duró el Palma en agotar las faltas. La última de ellas, además fue penalti. Carlitos no desaprovechó la pena máximo y metió a los suyos en partido (3-1), que además se vinieron arriba con el tanto anotado por el exjugador del conjunto mallorquín. El Jaén apretaba y Brandy pudo ajustar más el marcador pero se topó con el palo.

Después del susto el Palma reaccionó y se hizo con mayor control de posesión de balón y se aproximó más a la meta de Dídac. Eloy Rojas pudo devolver la tranquilidad a las cerca de 2.500 personas presentes en Son Moix pero su disparó salió desviado. La réplica la puso Chino sin tampoco mucho acierto en su disparo lejano. Se entraba en un impás del partido con idas y vueltas. En una de estas, el Jaén montó una excelente contra que permitió a Boyis marcar a portería vacía y acabar de meter emoción al encuentro. Restaban siete minutos de encuentro y la diferencia se reducía a un único tanto (3-2).

Poco después Tomaz cometía un penalti sobre Bingyoba y veía la segunda tarjeta amarilla. Chino acertó en la pena máxima con algo de fotuna y empataba el marcador a cinco minutos del final para dibujar un escenario totalmente distinto al que se había presentado sólo diez minutos antes (3-3). El Jaén creía en la remontada y apretaba en busca del gol que diera la vuelta en el marcador. En cambio, el Palma trataba de tocar el balón con tranquilidad para construir nuevas ocasiones.

A pesar del jarro de agua fría el Palau de Son Moix no bajó los brazos y aumentaron los cánticos de ánimo de sus jugadores para dar un empujón para devolver la ventaja en el electrónico. El Palma no se conformaba y Vadillo daba entrada a Éder como portero-jugador. Un disparo de Favero pudo cambiar el signo del partido pero una gran intervención de Dídac cerró el partido con el empate a tres definitivo. Sin embargo, la peor noticia llegó a catorce segundos del final con la lesión de Éder.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?