¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

No habrá más grada supletoria en el fondo sur

La Real Sociedad, que ya había avisado que se colocaba para los partidos del Rosenborg y el Real Madrid, no la volverá a colocar tras la avalancha que acabó con un cámara de TV en el hospital. Contaba con todos los permisos, pero la UEFA le expuso sus dudas el jueves

El cámara de Mediapro, Manel Rodríguez, es evacuado en camilla por la pierna rota por la avalancha de la grada supletoria / ()

Adiós a la grada supletoria del fondo sur del estadio de Anoeta. Si había alguna posibilidad, por mínima que fuera, de que la Real Sociedad se planteara continuar con esta iniciativa, se le quitó de la cabeza después del grave incidente ocurrido durante el partido contra el Real Madrid el pasado domingo, que acabó con un cámara de televisión con la pierna rota y evacuado al Hospital Donostia de la capital gipuzkoana.

La iniciativa había surgido como alternativa a la clásica lona que se coloca en los campos de fútbol cuando están en obras y uno de los fondos es derribado. Es lo que va a ocurrir con el fondo sur de Anoeta en los próximos días. Y para probar la posibilidad de que durante las obras de ese fondo hubiese unas gradas y no quedase un hueco vacío, el club optó por probar esa grada supletoria durante dos partidos, contra el Rosenborg en la Europa League y contra el Real Madrid en LaLiga. Dos partidos grandes que podían ser una buena vara de medir esta idea. Ante el Rosenborg no hubo ningún problemas, pasó la prueba del algodón, e incluso los jugadores de la Real felicitaron a la directiva por la iniciativa, al considerar que podía "dar muchos puntos en el futuro" ante la presión de la gente tan encima del campo. Pero contra el Madrid todo el invento se vino abajo. En la celebración del gol de Kevin con el que la Real empataba el partido, que fue en la otra portería (en el fondo norte), los seguidores ubicados en esa grada supletoria fueron hacia delante, arrollando a los agentes de seguridad de esa zona, y tirando la valla publicitaria que estaba detrás de la portería y que cayó encima de un cámara de televisión de Mediadpro, Manel Rodríguez, que quedó atrapado con la pierna rota. Iglesias Villanueva, el colegiado, mandó parar el partido inmediatamente, el cámara fue atendido y rápidamente evacuado al hospital más cercano, donde fue operado la noche del domingo con el tobillo roto y la tibia y el peroné de su pierda derecha. Un incidente que puso ser más grave, porque se demostró que la valla publicitaria no estaba bien sujeta, y porque quizá la grada estaba demasiado cerca del césped.

La Real Sociedad, consciente de la gravedad del hecho, ya anunció tras el partido contra el Madrid que no se volvería a utilizar esa grada. Y a lo largo del día se ha puesto en contacto con el cámara afectado para ponerse a su disposición en todo lo que pueda necesitar, pedirle disculpas y darle todo su apoyo. Por parte de LaLiga no ha recibido ninguna notificación, al menos por ahora, aunque no se descarta que llegue, porque los delegados enviados por la Liga ya reflejaron en su informe el incidente, preguntado a todas las partes.

De todos modos, en el club donostiarra están tranquilos con este asunto, porque trataron esta iniciativa con toda la precaución posible, solicitando todos los permisos que le exigían, antes de proceder a vender las entradas de esa grada supletoria. La seguridad de esa grada fue revisada de forma exahustiva por el servicio de espectáculos del Gobierno Vasco, y aprobado por la Ertaina, informe trasladado a la Liga, que también dio su aprobación, aunque las consecuencias de cualquier incidente recaían, lógicamente, sobre el club donostiarra. La única institución que expresó sus dudas sobre la instalación de esa grada supletoria fue la UEFA de cara al partido de Europa League contra el Rosenborg. Pero lo hizo una vez llegó a San Sebastián, porque en un primer contacto no había puesto pegas. Tantas dudas tuvo que estuvo cerca de solicitar su retirada, pero la Real se reunió con los delegados enviados, le explicó los motivos de la iniciativa, le enseñó los informes de seguridad que tenía y le argumentó que ya tenía entradas vendidas para esa zona y que no podía echar para atrás, que el problema podía ser peor, así que le convenció.

Otro de los aspectos que conviene aclarar es que en esa grada supletoria del fondo sur no se colocó ningún aficioando radical, ni grupos de peñas radicales. En esa zona se ubicaron los más de 400 seguidores de la Real que optaron por ser reubicados de sus localidades en la grada sur junto a las peñas que estaban en esa zona, la peñas que entraban por la puerta 9. Son aficionados de los más animosos que tiene Anoeta, hasta el punto de que en ambos partidos contagiaron al resto de la grada de Anoeta a animar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?