¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Referéndum Ilegal 1 de Octubre

Así son 'Rhapsody', 'Azzurra' y 'Moby Dada', los cruceros que albergarán a la policía

La utilización de los servicios internos correrá a cargo del ministerio del Interior

Los agentes de refuerzo en Cataluña dormirán en cruceros. / ATLAS

Más de 5.000 miembros de las diferentes fuerzas de seguridad enviados en el operativo policial especial para el referéndum ilegal del 1 de octubre vivirán durante los próximas dos semanas, hasta el próximo 5 de octubre, en varios cruceros de las compañías italianas Grandi Navi Veloci (GNV) y Moby Lines. Los navíos Rhapsody y Azzurra, propiedad de GNV y dirigidos para más de 2.000 personas cada uno, ya han atracado en los puertos de Barcelona, el primero, y en el de Tarragona, en el caso del buque Azzurra. Por su parte, Moby Lines ha cedido el navío Moby Dada.

El crucero Rhapsody es un buque de más de 161 metros de eslora y de casi 40 metros de manga que permite albergar a 2.448 pasajeros en sus más de 550 camarotes. De momento no se conoce la distribución interna de los agentes en las habitaciones en ninguno de estos dos barcos y los espacios que estarán abiertos, ya que las respuestas a todos estos interrogantes correrán a cargo de la propia Guardia Civil y del Gobierno, tal y como afirma Irene Parmeggiani, responsable de comunicación de la empresa. “Desconocemos cómo será su gestión”, asegura la trabajadora de GNV.

"Es una operación normal de hospitalidad a bordo", declara Parmeggiani, que hace un simil con quien alquila una casa o un coche: "Nosotros simplemente cedemos el buque temporalmente con todo lo que hay dentro, pero no sabemos lo que se va a usar. Esto es como quien alquila un coche o un piso equipado, se entrega la llave y ya está".

El crucero 'Rhapsody' atracado en el puerto de Barcelona. / Ricard Pérez / ACN (ACN)

Dentro del Rhapsody, de 38.000 toneladas de peso, los clientes habituales que pasan sus vacaciones a bordo pueden disfrutar de restaurantes, tanto a la carta como con el servicio de ‘self-service’, salas de juegos, una biblioteca, capilla, varias salas de reunión e, incluso, una piscina, aunque no se ha desvelado aún si estará operativa durante estos días, reconocen desde GNV.  Como la piscina, el uso de todas las instalaciones dependerán exclusivamente del ministerio del Interior.

Uno de los comedores de 'Rhapsody'. / GNV

Azzurra y Moby Dada, de menor tamaño

El otro barco que aporta Grandi Navi Veloci es algo más pequeño de capacidad y no está tan bien equipado para los pasajeros habituales. En el Azzurra, asentado en la costa tarraconense, caben 2.180 personas en sus 518 camarotes que hay repartidos por todo el navío, de 168 metros de eslora y 24 metros de manga. En él hay varios locales de restauración, un centro comercial o una sala para menores, pero por ejemplo carece de piscina.

Uno de los camarotes del crucero 'Azzurra'. / GNV

Por último, la nave Moby Dada iba en un primer momento dirección Palamós, pero los problemas que tuvo para atracar le hicieron cambiar su ruta e ir a Barcelona. Este barco tiene una capacidad para 1.638 pasajeros, que se reparten entre los 500 camarotes disponibles. Con unas medidas similares a las del Azzurra y Rhapsody, Moby Dada dispone de restaurantes de todo tipo, salas de videojuegos, solariums y boutique.

Además, también se pueden usar las bodegas de los cruceros como posibles párkings para guardar coches, motos y cualquier otro tipo de vehículo policial.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?