Las mejores pieles de los últimos 35 años del Valencia

Jesús Ribera, aficionado y coleccionista de camisetas del club de Mestalla, posee alrededor de 200 exclusivas equipaciones, la mayoría de ellas utilizadas en competición oficial por jugadores históricos como Kempes, Mendieta, Villa o Cañizares. Nos adentramos en su guarida para verlas y conocer a fondo su historia

En los aledaños de Mestalla vive Jesús Ribera Boigues, un joven valenciano de 27 años que lleva el valencianismo en la sangre. No es un tópico, es la verdad. Sus hermanos, sus cuñados, su mujer, sus padres… todos han continuado el legado de sus abuelos, Jesús y Lola, un matrimonio que acompañaba al equipo en los desplazamientos por toda Europa. Milán, París, Göteborg o Sevilla, entre otros muchos lugares.

Pero la tradición familiar no es la única particularidad. Desde su calle, un trocito de historia se vislumbra en la fachada del templo ché. Es la foto de la plantilla celebrando la Supercopa de España de 1999 en el Camp Nou: Cañizares, Palop, Carboni, Albelda, Mendieta, el “Piojo” López o Kily González son algunas de las leyendas que defendieron la camiseta del Valencia aquella mágica noche y que ahora saludan cada mañana a Jesús cuando sale de casa.

Cadena SER

Con sus antecedentes familiares y viviendo en pleno bastión blanquinegre, Jesús no podía ser un aficionado más. Su amor por el Valencia le llevó en 2012 a soñar con completar una colección histórica de camisetas, un atípico y costoso hobbie que comenzó casi por casualidad.

“A mis siete hermanos nos gusta el Valencia así que cada dos años, nos renovábamos las camisetas. Un día junté todas encima de la cama y me di cuenta de que había muchísimas pero estaban repetidas. Entonces pensé: ¿Por qué no hacerme con todas hasta 1990, el año en el que nací?”, relata.

En poco tiempo, Jesús ya había conseguido su propósito inicial: comprar las camisetas de los últimos 22 años. Otros se habrían dado por satisfechos pero él no se quedó ahí. ¿El problema? Las equipaciones que había adquirido a través de Internet se habían vendido en tiendas oficiales y por tanto, no eran exclusivas.

Cadena SER

El mundo de las ‘Match Worn’

“A un coleccionista siempre se le queda corto. Quería algo diferente y al investigar, encontré camisetas utilizadas por jugadores en partidos. Reciben el nombre de ‘Match worn’. Es un auténtico mundo”.

Y una vez descubierto ya no salió de él. Al igual que este aficionado, hay cientos de hinchas en toda España que invierten tiempo y dinero en coleccionar camisetas de sus equipos. “Poco a poco apartaba una cantidad de mi nómina para comprarlas y otras las intercambiaba por las que yo tenía de tienda. Así es como he conseguido lo que tengo”.

Al margen del esfuerzo económico, encontrar estos exclusivos productos requiere también un intenso rastreo en las redes sociales. “En plataformas como Wallapop o eBay la gente lo vende y lo compra todo. Yo entro en ellas tres veces al día: por la mañana, al mediodía y por la noche. Hay personas que no le encuentran utilidad a las camisetas y prefieren, por ejemplo, darme la suya a cambio de dos o tres elásticas de tienda. Cada mes cojo una o dos, a veces ninguna”.

Para que puedas ver con tus propios ojos estas 'Match Worn', aquí tienes un vídeo explicativo con las mejores camisetas de la primera equipación que componen la colección:

“Yo no vendo mi colección”

La pregunta que viene a la mente escuchando su relato es: ¿Para qué quiere tantas camisetas? Jesús lo tiene claro. “Pienso que es una inversión a largo plazo. No es un dinero perdido porque es como al que le gustan los cuadros. En un futuro, que mis hijos hagan lo que quieran pero sé que valdrá mucho. Yo tendría que pasarlo mal económicamente para estar obligado a venderlo. Ni bebo ni fumo, mi único vicio es este”.

Otro de los propósitos de Jesús es ayudar al Valencia aunque su problema es que desconoce a quién debe dirigirse. “Si para el centenario, el club quisiera preparar algún acto o una exposición yo estaría dispuesto a cederles mi colección. Conozco a más personas que coleccionan, son más mayores y sus camisetas son más antiguas. Si las juntásemos podríamos hacer algo muy bonito pero, ¿a quién le escribes? ¿Con quién hablas?”, defiende.

A continuación, te mostramos las segundas y terceras equipaciones más curiosas de los últimos 35 años del Valencia:

Una colección auténtica

Tras años de experiencia y muchas comprobaciones, Ribera es capaz de identificar cuáles son falsificaciones y cuáles verdaderas pero no siempre fue así. “Alguna vez sí me han colado camisetas falsas pero te vas informando y compruebas que hay más diferencias de las que parece a simple vista. Me han engañado un par de veces, sobre todo al principio. Lo que hice fue venderlas por un precio muy inferior”.

“En la actualidad hay mucha gente que se dedica a trucarlas. Compra falsificaciones y le pega los parches para imitar a las auténticas pero ocurre sobre todo con equipos como Barça o PSG, con el Valencia no pasa tanto”, asegura.

“Hay diferencias entre un tipo y otro de camisetas. Las de los futbolistas no pueden llevar el escudo bordado, por ejemplo, porque les molesta así que es de vinilo. A veces la publicidad de los brazos va en el lado contrario porque el logotipo de la LFP siempre va en el derecho. Son detalles”, afirma.

La camiseta de la izquierda es de la temporada 82-83 mientras que la de la derecha, de la 16-17 / Cadena SER

En el caso del Valencia, lograr lo que ha conseguido Jesús tiene más mérito puesto que, al contrario de lo que ocurre en otros clubes, la versión de jugador no se comercializa en ningún establecimiento. “Hay clubes como el Real Madrid que en su tienda vende una versión de jugador por un precio y otra de futbolista mucho más cara”.

Las reliquias del Valencia

En este armario acristalado “esconde” su tesoro nuestro protagonista. Ni él mismo sabe cuántas hay. Cerca de 200 calcula pero aún no ha hecho un inventario.

Cadena SER

“La más antigua es de la temporada 82-83 de Tendillo. Desde entonces hasta la actualidad las tengo todas, bien de tienda o de partido. De la primera equipación me faltan muy pocas que sean ‘Match Worn’. Del año 80 hacia atrás es más difícil conseguirlas porque o son de un futbolista o no las encuentras porque no había tiendas”, argumenta.

Cuando hablamos de una costosa colección no es baladí. Aunque los seguidores valencianistas piensen en un coste medio de 60 o 70 euros por camiseta en la MegaStore, el valor máximo de estas exclusivas piezas puede llegar a multiplicar por 10 el precio. “No me gusta decir la cantidad máxima que me he llegado a gastar en una camiseta pero son tres cifras, desde 100 a 900 euros. Aunque el precio es relativo porque no vale lo mismo una de Kempes que de Vezo, con todo mi respeto”, explica.

“Lo que sí tengo apuntado en un documento Excel son los datos del coste de cada una pero el valor actual cambia por dos razones. Primero, porque es subjetivo y segundo, porque se revalorizan con el tiempo”, afirma.

Cuidadas y bien protegidas

Jesús no habla de números exactos pero él es consciente de que su colección es única y por tanto, muy valiosa aunque no tiene miedo a perderla. “Dentro del seguro de mi casa están incluidas las camisetas pero no temo que me las roben porque pienso que las encontraría. Si las robaran, vería que alguien ha puesto en venta un lote tan grande. Levantaría sospechas y acudiría rápidamente a la Policía”, considera.

La importancia de esta colección, además de ser histórica e irrepetible en la actualidad, conlleva la responsabilidad de conservarla adecuadamente. “Es importante no doblarlas ni amontonarlas porque puede ocurrir que el dorsal o la publicidad se peguen al tejido y dejen una marca. Si pasa eso, ya no puedes hacer nada. Por esta razón siempre las tengo colgadas. Con respecto al calor, con que no le dé directamente el sol es suficiente”.

En este vídeo, el propio Jesús nos muestra las camisetas de diferentes porteros que han pasado por Mestalla. Algunos, sin llegar a debutar. Otros, dejando huella en el club. ¿Quieres verlas? Pincha y descúbrelas:

Las joyas de la corona

Es difícil elegir una perla del cofre valencianista que guarda Jesús a buen recaudo en su casa pero, aunque le cueste reconocerlo, siempre muestra predilección por alguna camiseta.

Cadena SER

“Si tuviera que elegir una me quedaría con la senyera de 1982, la considero la más bonita de la historia del Valencia. De hecho, la de este año quiere imitarla. Son muy parecidas aunque le falta el cuadrado azul de la espalda que deberían haberle puesto pero no lo hacen nunca”.

En el siguiente vídeo puedes comprobar las diferencias entre la senyera clásica y las más actuales:

Y entre las que mejores recuerdos le traen a la memoria, destaca una que seguro también provoca nostalgia a gran parte de los aficionados valencianistas. “La azul de CIP de la 94/95 es importante para mí porque es la que llevo en una foto con mi abuelo que falleció el año pasado y a quien estaba muy unido. Tiene un gran valor sentimental para mí”.

Cadena SER

Una espina clavada

El oficio de coleccionista trae consigo un amplio conocimiento de historia valencianista y es que en ese armario aguardan decenas de camisetas que han vivido temporadas históricas en sus tejidos. Aquí una curiosidad que quizás no sepas.

“Muchas personas piensan que la segunda equipación más utilizada por el Valencia ha sido siempre la naranja. Sin embargo, esta solo se emplea desde el año 2000. Es el color rojo el que ha predominado históricamente pero desde hace más de dos décadas que el equipo no lo viste”, cuenta Jesús quien precisamente no ha logrado conseguir aún una de estas equipaciones.

Cadena SER

“Son las más difíciles de conseguir. Salió una edición especial de Puma para la UEFA que la llevaron muy poco los jugadores pero el resto, son muy antiguas. Aún no la tengo pero seguro que la tendré”, añade.

Sangre valencianista

Mi afición viene de familia. Mi abuelo era muy del Valencia y vivía para el Valencia. Con esto me refiero a que durante sus vacaciones, por ejemplo, él se iba a ver al equipo a Israel, a Francia, a Cádiz… Lo seguía a todos lados. De ahí pasó a mi padre, a mis hermanos… y supongo que mis hijos también seguirán el mismo camino”, nos contaba ilusionado apenas unos días antes de su boda.

A sus 27 años, Jesús recuerda con mucho cariño su infancia. Su crecimiento ha ido siempre de la mano del Valencia. “Desde que tengo memoria voy a Mestalla. Mi primer recuerdo será de los cuatro o cinco años. He visto cómo el Valencia ha evolucionado en todo este tiempo y a pesar de los cambios, sigo pensando que es el mejor equipo del mundo. Uno no es hincha de un club por los títulos”.

Cadena SER

Pese a mantener la misma ilusión que le enamoró hace dos décadas, Jesús reconoce que ser valencianista es difícil. “Hay que ser sufridor. Hoy en día, los niños se hacen del Real Madrid o el Barça. Eso es fácil pero cuando yo era pequeño, no había ningún amigo mío que fuera del Atlético”, explica.

La nostalgia de su infancia, de la mano del equipo de su vida, le trae a la memoria otros recuerdos. “Parece que fue ayer cuando compartía con mi familia aquellos domingos actualizando el teletexto en casa. Más recientemente, cuando el París Saint-Germain nos eliminó de la Champions, me acuerdo que esa noche no tenía ni ganas de cenar. Y el gol de M’Bia… aquel día no pude ni dormir. Mi novia no lo entendía”, concluye.

Si te has quedado con ganas de ver más imágenes de la colección, pincha en este enlace y encontrarás una fotogalería con un amplio número de camisetas del Valencia que ha adquirido Jesús Ribera a lo largo de estos años.

Además, le dedicamos un espacio de SER Deportivos Valencia a Jesús Ribera para que enseñara su colección a los oyentes a través de Facebook Live. Si pinchas aquí, puedes ver la emisión en directo del vídeo. Te recomendamos que lo silencies y te pongas el podcast de ese día, que encontrarás aquí, para entenderlo mejor.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?