Silvia Cruz: "La manera en la que entras al flamenco es clave para saber si te quedas"

La periodista catalana acaba de publicar 'Crónica Jonda', una road movie flamenca, un viaje por España y por los festivales donde constata su amor por una música, el flamenco, que a veces necesita inyectarse en vena a través de goteros de arte

La periodista Silvia Cruz Lapeña /

Un libro suis generis que aporta aire fresco a la narrativa flamenca. Así es 'Crónica Jonda', la obra que acaba de publicar la periodista catalana Silvia Cruz Lapeña en la editorial Libros del KO. Un libro que surge del amor a la música flamenca y a sus abuelas. "Hay muchas cosas escritas en primera persona porque fallecieron mis abuelas y Paco de Lucía, así que había una serie de duelos familiares y otros simbólicos que tenía que contarlos. Y así surgió esta road movie flamenca en la que hay cosas divertidas y cosas menos alegres, como el propio flamenco", asevera Cruz.

La portada del libro, elaborada por Martín Elfman, recoge un gotero que simula una inyección del arte flamenco y es que esta música puede servir de abrigo y terapia. "La idea era representar un gotero con el flamenco puesto en vena, ya que muchas veces me salva", reconoce. En la obra refleja encuentros con artistas de la talla de Mayte Martín o Dorantes y cuenta las entretelas de muchos festivales como el de Ámsterdam donde desgrana una historia aterradora, o repleta de jindama, si nos ponemos más flamencos.

Hay una parte donde habla de la profesión periodística porque "creo que las condiciones del trabajo condicionan el trabajo que uno hace, la manera y el resultado. A veces tienes ganas de quitarte del oficio, pero te levantas por la mañana y vuelves con las mismas ganas o incluso más, somos un poco masoquistas los periodistas y los flamencos".

Y también considera importante la labor de la prensa para captar aficionados. "Es una tarea fundamental, es verdad que, a veces, no somos bien recibidos porque hay que apartar la pasión del flamenco, ya que hay veces en las que un artista está mejor y otras peor y eso hay que contarlo. Hay que ser muy minucioso, no hay que repetir tópicos ni contar las mismas historias porque podemos expulsar a la gente que no le gusta tanto esta música", manifiesta.

Una obra que gustará a aficionados al flamenco y que servirá para que esta música empiece a correr por la sangre de los neófitos en el arte jondo. Ella llegó escuchando una saeta y unos tientos-tangos en la peña flamenca de Baena (Córdoba) y asegura que nunca lo olvidará porque "la manera en la que entras al flamenco es clave para saber si te quedas o te vas para siempre".

Escucha la entrevista completa con Silvia Cruz Lapeña:

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?