¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Qué duda cabe

Los premios Ig Nobel 2017 (Segunda Parte)

La semana pasada comencé mi repaso a los Premios Ig Nobel 2017 de ciencia improbable. Como alguno sabrá, se trata de experimentos científicos rigurosos a la par que estrafalarios. Sigamos pues, con el repaso al resto de categorías premiadas.

El Ig Nobel de Dinámica de fluidos 2017 se lo lleva Jiwon Han, por estudiar la dinámica del movimiento de los líquidos para investigar lo que sucede cuando una persona camina hacia atrás mientras lleva una taza de café. Como anécdota, que sepan que Jiwon Han era un estudiante de secundaria cuando escribió este artículo. Imagino que sus profesores lo pusieron un mes mirando para la pared y le mandaron una nota a sus padres preguntándoles qué tipo de desayuno toma su hijo el rarito.

El Ig Nobel de Nutrición 2017 es para Fernando Ito (que ya lo podían haber acortado a Fernandito), Enrico Bernard y Rodrigo Torres, por el primer estudio científico acerca de la sangre humana en la dieta del vampiro murciélago de piernas peludas. Que exista un murciélago vampiro ya resulta perturbador, que además tenga piernas peludas me pone a mi los pelos de punta, pero que haya tres tios que hayan decidido ver que tal le sienta la sangre humana al bicho, me hace pensar que probablemente esta gente está muy sola en la vida.

El Ig Nobel de Medicina 2017 se lo ha llevado Jean-Pierre Royet, David Meunier, Nicolas Torquet, Anne-Marie Mouly y Tao Jiang por utilizar la avanzada tecnología de escaneo cerebral para medir el grado en que a algunas personas no les gusta el queso. Con lo fácil que sería preguntar directamente: ¿Le gusta el queso? Pero no, vamos a gastar miles de dólares en TACs para hacerlo más divertido.

El Ig Nobel de Cognición 2017 ha recaído en Matteo Martini, Ilaria Bufalari, María Antonietta Stazi y Salvatore Maria Aglioti por demostrar que muchos gemelos idénticos no son capaces de distinguirse visualmente de su gemelo. ¡Qué falta de personalidad!

Y por último, el Ig Nobel 2017 en Obstetricia se lo lleva Marisa López-Teijón, Álex García-Faura, ALberto Prats-Galino y Luis Pallarés Aniorte, por mostrar que un feto humano en desarrollo responde más fuertemente a la música que se reproduce mediante un altavoz dentro de la vagina de su madre que a la música que se reproduce en el vientre de la madre. Yo soy un feto en el vientre de mi madre y me enchufan un altavoz con música y en lo único que pienso es en la madre que los pario.

En fin, queridos oyentes, ya ven que no hay puertas cerradas para la ciencia. Los Premios Ig Nobel 2017 ya son historia. Prepárense para los del año que viene. Mientras tanto, sigan escuchando la radio, que en su momento también nació gracias a la ciencia. Qué duda cabe.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?