LA FIRMA

El Nobel de la UIB

El Grupo de Relatividad y Gravitación de la UIB es el único grupo de investigación en España que ha participado en las cuatro detecciones de ondas gravitacionales habidas hasta el momento

La Universitat de les Illes Balears (UIB) ya tiene un trocito de Premio Nobel. El de Física, concedido este año a la detección de las ondas gravitacionales en la que ha participado el Grupo de Relatividad y Gravitación, liderado por los profesores de la UIB, Alicia Sintes y Sacsha Husa. El jurado ha reconocido a los científicos Rainer Weiss, Barry Barish y Kip Thorne su trabajo en el proyecto LIGO, el detector de estas curvas en el espacio-tiempo que abren una nueva era en la observación del universo y que han provocado “un descubrimiento que sacudió al mundo”, según el propio jurado.

El proyecto LIGO agrupa a más de mil científicos de 20 paises. El Grupo de Relatividad y Gravitación de la Universitat de les Illes Balears es el único grupo de investigación en España que ha participado en las cuatro detecciones de ondas gravitacionales habidas hasta el momento. Sintes y Husa forman parte del Consejo de LIGO.

El pasado 14 de septiembre de 2015 se detectaron, por primera vez en la historia, la emisión de ondas gravitacionales generadas en la fusión de dos agujeros negros. Desde que se hizo pública la detección el 11 de febrero de 2016, sonaban para el Nobel. Quizá por eso, al recibir ayer la noticia, Sintes se limitó a sonreír y a seguir dando clase. Ya tiene un Ramon Llull, un trocito del Princesa de Asturias y un pedacito del Nobel. No la escucharán  quejarse, pero el premio que seguramente le haría más ilusión sería que Baleares saliera de la cola de la inversión en Investigación y Desarrollo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?