¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"Ante la escasez de agua se está aumentando la oferta"

La cuenca del Guadalquivir se encuentra al 32% de su capacidad, la mitad de la media de los últimos diez años. Diferentes colectivos critican que la escasez no se está gestionando de forma medioambientalmente sostenible.

La situación de sequía se acentúa en nuestra provincia. La cuenca del Guadalquivir se encuentra al 32% de su capacidad, la mitad de la media de los últimos diez años y sensiblemente menor que el año pasado cuando tenía completos 3954 hectómetros cúbicos de los 8118 que tiene la cuenca de capacidad. Este año se encuentra a 2625.

Son pantanos como los del Giribaile o el Quiebrajano, al 21% de su capacidad-, algunos de los que más están sufriendo la situación. Las escasas lluvias que han caido en las sierras recientemente y el mantenimiento del agua sin desembalsar lo que ha permitido que las cifras sean ligeramente mejores respecto a semanas anteriores, lo que no quita para que la situación sea muy preocupante. El nivel medio de agua es inferior a la mitad de la cifra que ha mantenido en los últimos diez años, situada en el 46%. Pantanos como el Tranco o la Fernandina se encuentran al 30% y el 32% respectivamente. El Tranco precisamente, uno de los que mejor se encuentra, ha perdido agua respecto a la semana anterior.

Desde la dirección de Confederaciones Hidrográficas de Andalucía garantizan que no se producirán restricciones en el consumo humano; "Las primeras restricciones, en caso de que lleguen, son para regantes, industrial y ganado". Lo que aún no han confirmado es cuál sería ese punto crítico a partir del cuál se podrían producir. Desde las organizaciones de agricultores ya han lamentado en diversas ocasiones que la situación es muy preocupante.

La sequía puede hacer que la recolección de aceituna sea un 10% inferior a la del año pasado. Lo ha dicho hoy Juan Vilar, asesor y experto en la gestión del olivar, en un desayuno organizado por Oleicola Jaén con motivo de la primera jornada de cosecha temprana. A día de hoy se recogerían 2,7 millones de toneladas de aceitunas. La cifra disminuye conforme pasan los días sin llover

Cadena SER

Los precios este año no serán altos y, si no llueve, habrá que bajarlos aun más para poder competir con Italia, Marruecos o Grecia, cuya situación, aunque la producción sea menor, este año es mejor que la nuestra. El año pasado solo nos hacía frente Turquía. Las previsiones son peores cada día que pasa. Haría falta que cayesen unos 250 litros aproximadamente antes de final de año para que alcanzar los niveles del año pasado

A principios de septiembre, como ya contamos en Radio Úbeda, la representante de podemos en la provincia de Jaén y portavoz de la comisión de medioambiente en el parlamente andaluz, Mercedes Barranco llevó ante el consejero de medio ambiente, José Fiscal, una batería de medidas para hacer frente a la sequía y para paliar sus efectos.

Creen que se debe adoptar una "nueva cultura del agua" y entender que es un bien esencial y escaso; "Es necesario sustituir las políticas de incremento de la oferta". Es decir, que no se sigan justificando nuevas presas porque estamos incrementando la oferta. "En la última década se ha duplicado la capacidad de ofrecer agua en el Guadalquivir". Además, cree que hay que fortalecer el sistema de seguros ante sequías incrementando las partidas públicas. Otro aspecto que llaman a mejorar es la depuración de aguas para que puedan ser utilizadas en regadío con todas sus garantías sin tener que usar agua potable.

Las medidas incluyen también eliminar exenciones fiscales generalistas sobre el agua en agricultura y adaptarles a las necesidades y a las circunstancias. Además insta a revisar las conducciones de agua en las ciudades ya que son muchos los litros que se pierden por esta vía. Sobre el gobierno de la Junta de Andalucía dijo: "nunca ha sido eficiente en la gestión de este recurso básico e imprescindible"

Desde Ecologistas en Acción, su portavoz Javier Ramirez, insiste en que situaciones como estas ya se habían vivido anteriormente aunque a partir de ahora se vivirán con más intensidad. La situación no deja de ser alarmante por lo que también cree Ramirez que se deberían adoptar medidas encaminadas a la concienciación social y al uso eficiente de agua en un momento en el que el reparto es muy desigual y mientras algunos despilfarran, otros carecen de este bien esencial. No comparte que se deba incrementar el precio del agua pero si que se puedan establecer sanciones para aquellos que gasten más de lo aceptable

Por su parte, el responsable en materia de agua en Andalucía, Antonio Amarillo considera que el principal problema es el aumento de la oferta de agua "Nos encontramos con el efecto cambio climático, aumento temperatura y menos lluvia. Hay menos agua en los acuiferos. A esto hay que sumar que la demanda sigue incrementándose en los planes hidrológicos"

 La situación es preocupante, dice. Tenemos un 20% de recursos hidricos menos que en la década de los 90 y, sin embargo, la demanda ha crecido un 10%, señala Amarillo. Las  perspectivas son malas; las previsiones apuntan a una disminución de las precipitaciones de entre el 8% y el 15% en los próximos años. "Y teniendo estos datos en cuenta, los planes hidrológicos continuan aumentando la oferta que, en el caso de la cuenca del Guadalquivir, se destina en el 85% al uso agrícola"

A su juicio "no se debería fomentar la creación ni una hectarea más de regadio". De aquí a unos años, apunta, habrá que adaptar los cultivos y habrá que introducir restricciones en el consumo en la costa aunque suponga un impacto social. "O se reconvierte el sector agrícola de forma progresiva o el la escasez de agua hara que se produzca de forma mucho más brusca y traumática" asegura el responsable de gestión del agua de Ecologistas en Acción

Amarillo insiste en que estamos arrastrando un deficit estructural de lluvia que es muy dificil recuperar aunque lloviese mucho. Los periodos de sequía se verán incrementados tanto en duración como en periodicidad. "Ya está habiendo regresiones de bosques. El actual ritmo de sistema de demanda es insostenible" sostiene

Desde el grupo político de la capital, Jaén en Común, denuncian que se están sobrepasando los límites de explotación- marcados en el plan especial de sequía 2017 de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir- de los acuiferos de la provincia. Además, han instado al equipo de gobierno a la restauración del paraje fluvial de Los Cañones, en Jaén. En el último pleno se aprobó por unanimidad su moción relacionada con la preservación de estos espacios. Critican también que se está desembalsando agua para el consumo de la ciudad y que el vaso de los pantanos, como el del Quiebrajano,  tiene filtraciones.

En el plan especial de sequía de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir se puede leer que la utilización de aguas residuales para regadío aún es mínima. Se hace referencia a  la experiencia de la Confederación en otras situaciones similares: "La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir tiene una amplia experiencia de muchos años en que se han presentado situaciones diversas de sequía, aportando mediante su estructura descentralizada y la participación de los usuarios una adecuada, cercana y eficaz posición ante los problemas.La sequía más dura, hasta la fecha, fue la de 1992-95 en que se alcanzaron nivelespróximos a la catástrofe siendo la aportación media de los embalses de Regulación General inferior a los a 250 hm3. En octubre de año 1995 se llegó a un volumen embalsado de solo el 6% tras un período de cuatro años de riego prácticamente nulo y de restricciones generalizadas en los abastecimientos"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?