¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La buena-mala suerte de “Carbón”

El perro fue rescatado por una bombera de la fosa séptica al que arrojado intencionadamente

Monica Ureña, la bombera que rescató a Carbón junto a su familia /

A veces se cumple el dicho de que “no hay mal que por bien no venga”, y puede que la persona que arrojó a un perro a una fosa séptica incluso le hiciese un favor sin pretenderlo.

Aunque ya el solo hecho del acto produce todo tipo de rechazo y condena.

Pero lo cierto es que una historia tan triste ha culminado con el mejor de los finales felices de los cuentos para “Carbón”.

Carbon en el parque de bomberos tras ser rescatado / MJBayona

El 28 de septiembre. Una llamada al parque comarcal de bomberos “Consorcio Sierra de Cazorla” alertaba de que un perro luchaba por su vida en una fosa séptica junto a la Cooperativa de Aceite “Encarnación” de Peal de Becerro. La fortuna quiso que llegasen a tiempo de rescatarle, cuando el animal empleaba su último aliento por continuar flotando en aquel infernal líquido impregnado de grasa y suciedad, que amenazaba con engullirle para siempre. Su salvadora fue Mónica Ureña, una bombera que no dudó un segundo en meterse en esa charca inmunda. Tanto como el alma oscura de la persona que tuvo los pocos escrúpulos de arrojar al perrillo persiguiendo con ello su muerte.

Fosa séptica donde arrojaron al perro en un terreno vallado donde era imposible que accediese solo / MJBayona

Al instante lo bautizó como “CARBÓN” por el aspecto que presentaba tras salir del que parecía su fatídico destino. Carbón conquistó rápidamente el corazón de Mónica. Sobre todo porque era su primer rescate canino “para mí era la primera vez que tenía que rescatar un animal, y ha sido un caso que me ha llegado al corazón porque no solo fue un abandono sino que Carbón fue tirado a la fosa séptica con la intención de que muriera”. Contando que la situación que se encontraron al llegar era dramática para el pobre animal “cuando llegamos el perro estaba ya en las últimas en la fosa de donde no podía salir”. Le impactó tanto que cuando volvió a casa tras la jornada laboral no dejaba de pensar en el perro lo habló con su marido y sus dos hijos y decidieron que lo iban a adoptar “es un destino que no se lo merece ningún animal y ahora está encantado, aunque al principio algo asustado”

Y como en el mejor de los finales felices de un cuento de Navidad, “Carbón” ha sido adoptado por su heroína y la familia de esta. Sus dos hijos están encantados con el nuevo miembro de la familia. Es tanta la satisfacción de Mónica tras su experiencia que quiere trasladar el mensaje a todos de que “cuando se quiera un perro u otro animal mejor adoptarlo y para tenerlo en las mejores condiciones”. Confiesa que sus hijos deseaban tener uno; pero no llegaba el momento de decidirse “y el destino lo puso ahí para que me decidiera”. Admitiendo que lo único bueno de esta triste historia que se encontró al llegar al lugar donde estaba el animal “si saco algo bueno de toda esta situación tan horrible es que Dios me dio la oportunidad de poder tenerlo”.

Monica Ureña junto a Carbón, ya sabia que algo les habia unido / MJBayona

La asociación de amigos de los animales de Cazorla ASAMA ha estado cuidado y preparando al perro hasta el momento de su adopción.

Además, el can con apenas dos años de edad resulta que ser precioso, bueno y cariñoso. Le miras a los ojos y te preguntas quien es capaz de cometer un acto tan abyecto, porque lo cierto es que el perímetro de la fosa está rodeado por una valla muy alta y es imposible que el animalillo cayese accidentalmente. El SEPRONA investiga los hechos y las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?