¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Más de 400 niños buscan una familia de acogida en Bizkaia

La Diputación Foral de Bizkaia reconoce que "los hogares están llenos" pero "escasean" las familias dispuestas a dar un hogar a estos niños y niñas. En Hoy por Hoy Bilbao hemos conocido la historia de Carlos, Pilar y Zorione

En marzo, la Diputación Foral de Bizkaia puso en marcha la campaña "¿De verdad que no te cabe una cuna en casa?" en busca de familias de acogida. En estos meses, 588 personas han demandado información, 200 han asistido a las charlas informativas y finalmente, 36 han presentado formalmente la solicitud para iniciar el proceso de valoración previo a ser familia acogedora.

Para la Diputación, los datos reflejan el éxito de la campaña, aunque insisten en que se siguen necesitando más familias. Matxalen Cayero, psicóloga del Servicio de Infancia de la Diputación Foral de Bizkaia reconocía que a día de hoy hay 450 niños en hogares y pisos tutelados y si bien "no todos cumplen los requisitos para poder ser acogidos" muchos sí lo hacen, pero "faltan familias de acogida".

Lo más complicado, asegura Cayero, es hacer entender a estas personas que no se trata de una adopción sino de un acogimiento y que, además, tienen que estar dispuestos a mantener el contacto con la familia biológica y saber que en algún momento toca "despedirse". El objetivo final de este programa siempre es "que los niños puedan estar con sus padres" decía.

CADENA SER

Carlos y Pilar son familia de acogida de urgencia. Ellos decidieron no tener hijos, tampoco se plantean la opción de adoptar, pero cuando conocieron la campaña de la Diputación y la necesidad que había en Bizkaia tuvieron claro que querían aportar su "granito de arena". Llamaron para informarse, acudieron a los talleres y tras superar el proceso llegó a su casa una niña que tan solo tenía una semana.

Eran "padres" primerizos y reconocen que "fue duro empezar de cero y tener que dejar el trabajo" y también lo fue, ocho meses después, la despedida "es como tu hija y cuesta despedirse" reconocen. En su caso, la niña no volvía con sus padres biológicos, fue adoptada. Lo que sin duda tienen claro es que van a repetir el proceso, han pasado ya los tres meses de duelo que se les pide a las familias de acogida y esperan ya a un nuevo bebé en su casa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?