¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Manual de micromachismos

Nos adentramos en la explicación y el análisis de los micromachismos con la ayuda de Marisol Palacios, profesora de Psicología Social de la Universidad de Huelva

Manual de Micromachismos

¿Qué son los micromachismos? En los años 90 el psicoterapeuta Luis Bonino le puso nombre a las maniobras cotidianas que los hombres realizan para conservar, reafirmar o recuperar el dominio sobre sus parejas (mujeres). Maniobras invisibles pero dañinas. Posteriormente Miguel Lorente (exdelegado del Gobierno en Violencia de Género) explicó que el nombre de micromachismos nace basándose en el término micropoderes del sociólogo francés Foucault y, como en este caso, micro no se refiere a "poca cosa" o "poco importante", sino a que son casi imperceptibes, están especialmente invisibles y ocultos para las mujeres que los padecen y para la sociedad en general. "Es como un microbio –explica Bonino–, lo pequeños que son y el mal que algunos causan".

Se trata de 'pequeñas' muestras de violencia (de baja intensidad) contra las mujeres en la vida cotidiana, que normalmente suelen pasar desapercibidas y las tenemos completamente normalizadas. Reflejan y perpetúan las actitudes machistas y mantienen la desigualdad entre hombres y mujeres.

¿No os ha pasado nunca que habéis pedido una copa (p.e. gin tonic, whisky, etc.) y un refresco en un bar, y el refresco se lo ponen a la chica, y la copa al chico? Eso es un claro ejemplo de micromachismo. O cuando traen la cuenta, y directamente se la dan al hombre, no a la mujer. O cuando distinguen entre señora y señorita, mientras que a los varones se les llama señor, nunca señorito. Estos son ejemplos cotidianos de micromachismos, a los que nos hemos acostumbrado y ni siquiera nos percatamos de ello.

Escrito por Marisol Palacios, profesora de Psicología Social de la Universidad de Huelva

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?