¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CATEGORÍAS INFERIORES >

Barakaldo CF y Zamudio, protagonistas

Sergio Buenacasa, delantero del Barakaldo con pasado en el Real Zaragoza, Barça Cadete y Juvenil y Juventus U19, y el extremo Asier Barahona, ex de Mirandés, Alavés y Extremadura, ahora enrolado en las filas del Zamudio, se pasaron por Radio Bilbao.

Buenacasa, de Zaragoza capital, fue elegido el mejor jugador de Aragón en Alevines e Infantiles, aunque no ha y terminado de cuajar en el primer equipo maño en los dos últimos años compaginando con el filial. “No he tenido esa suerte, he salido minutos, pero poca cosa, la verdad. No he podido demostrar lo que uno lleva”, subraya el actual ariete fabril. No descarta nada en el futuro: “Nunca se sabe, ojalá el Zaragoza esté donde se merece en primera y ojalá que pueda estar ahí algún día”, remata.

En Italia coincidió con Fernando Llorente y Álvaro Morata en Turín, ellos arriba, y aconsejándole cuando, en ocasiones, entrenada con los mayores, rememora Buenacasa: “Los del filial entrenábamos a veces, aunque tuve la suerte de realizar una pretemporada con ellos en un Tour por Asia, Singapur y Australia. Fue una experiencia bonita”.

En este sentido sostiene que “Morata y Llorente se portaron muy bien conmigo tanto para fútbol como para gente de fuera. Estoy muy agradecido. Con Morata más relación porque era más joven y estaba solo en Turín y me llamaba mucho”.

A sus 21 años jugará este miércoles ante el Athletic en Lasesarre un amistoso por aquello del Centenario fabril: “No sabemos quién jugará, es un partido para disfrutar, sobre todo para la gente, que llenará el campo, ante un equipo bonito; gusta jugar en ese ambiente y a disfrutarlo”. Por ello, apostilla Buenacasa, “es una buena prueba de medirse a uno mismo, ver cómo estas ante gente de Primera”.

En el Barakaldo, con la colonia de Castro, disfruta como un enano de la atmósfera del grupo: “Me he encontrado una gran plantilla, buen ambiente y gente para pelear por cosas ilusionantes”. En verano se vino al Norte a través de “una llamada del interés del Barakaldo, me encajaba y me gustaba la idea”. No se pone meta de goles, se lo guarda para él. “La tengo, la tengo en mente, pero no la digo por si acaso. Llevo 1 de 7 y hay que mejorar”, comenta quien en el Cadete B del Barça metió 17 viviendo en La Masía junto a los Munir, Sanabria, Toral, Ramírez… “Los del primer equipo son muy humildes y accesibles”, remacha cuando se juntaba con ellos en zonas comunes.

Por su parte, Asier Barahona, de 24 años, estuvo entrenando en los juveniles del Athletic con los Aurtenetxe, Eguaras, Ruiz de Galarreta, antes de pasar por Mirandés y Alavés. Después hubo “rumores” para ingresar en el Bilbao Athletic, “pero no se concretó, una pena”, lamenta el jugador de Miranda formado en Ibaia.

Un Zamudio con el síndrome de la Tercera División. “No hemos empezado nada bien, nos están penalizando errores propios, tenemos que subir sí o sí”. Un Barahona que reconoce que gozó de “pocas ofertas” para jugar en Segunda B y que eran de lejos, con escasas garantías: “De fuera de casa y no me compensaba”. Decidió quedarse en casa, jugar y “hacer un buen año; me tengo que exigir mucho y volver a ser el que era”. La exigencia del Zamudio, lanza, “nos la tenemos que poner nosotros. Es verdad que es un pueblo y no va mucha gente al campo, pero somos un equipo recién descendido, hay que jugar el playoff e intentar subir”, describe ambicioso Barahona.

En el Extremadura pasó momentos de penuria. “Estuve desde el principio sin cobrar, a 700 kilómetros de casa, el trema deportivo también mal porque está todo relacionado, y en enero decidí salir y venirme al Zamudio. Ahora parece que las cosas han cambiado, entró un grupo inversor”, lanza con sus ya 4 goles en la Tercera vasca.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?