¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Llegan las primeras restricciones en la utilización del agua

Si no llueve, el volumen de agua para riego se reducirá a la mitad de cara al próximo año. Jaén es, junto a Granada y Córdoba, la provincia más afectada por la sequía.

El pantano del Tranco se encuentra por debajo del 30%; el del Giribaile se encuentra estable en niveles preocupantes, al 21%, como el Quiebrajano. Son solo algunas muestras de las consecuencias de meses sin precipitaciones.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Antonio Ramón Guinea, anunció ayer la reducción a la mitad del desembalse para riego el próximo año. Si seguimos sin precipitaciones el desembalse aprobado en primavera -1200 millones de litros- se quedará en 6000. La situación global de la cuenca se encuentra muy cercana a la alerta y, en algunas zonas de Jaén y Granada, se ha llegado a los niveles de emergencia.

Desde la Confederación se aseguró hace unos días a esta redaccion que el consumo de agua para uso humano está completamente garantizado y que no había previsiones de restricciones. "Se producirán en la agricultura y ganadería, si es que llegan" se dijo en ese momento. Ahora desde la confederación se llama a la población a ahorrar y a ser lo más efeicientes posibles en el uso del agua.

Desde Ecologistas en acción señalan que se ha aumentado la oferta en los últimos años. Tenemos un 20% de recursos hidricos menos que en la década de los 90 y, sin embargo, la demanda ha crecido un 10%, señala el coordinador de aguas, Antonio Amarillo. Las perspectivas son malas; las previsiones apuntan a una disminución de las precipitaciones de entre el 8% y el 15% en los próximos años. "Y teniendo estos datos en cuenta, los planes hidrológicos continuan aumentando la oferta que, en el caso de la cuenca del Guadalquivir, se destina en el 85% al uso agrícola"

A su juicio "no se debería fomentar la creación ni una hectarea más de regadio". De aquí a unos años, apunta, habrá que adaptar los cultivos y habrá que introducir restricciones en el consumo en la costa aunque suponga un impacto social. "O se reconvierte el sector agrícola de forma progresiva o el la escasez de agua hara que se produzca de forma mucho más brusca y traumática" asegura el responsable de gestión del agua de Ecologistas en Acción

Desde el sector agrario ya anuncian que esta campaña será mucho peor que la pasada; será pésima si no llueve en los próximos meses.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?