¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La continua desaparición del cultivo de girasol en la provincia de Albacete

Se trata de un cultivo que tradicionalmente servía para rotar en barbecho o para compensar los ingresos de los agricultores

En la provincia de Albacete, la siembra de girasol de secano, ha pasado de servir de compensación en la renta del agricultor, o como cultivo que rotase con el barbecho, a ser un cultivo insignificante debido a la sequía del último verano.

Los rendimientos de esta planta están siendo ridículos, hasta tal punto que no están ni cuantificados. Solo algunas lluvias de mayo o junio sirvieron para estimular algo un cultivo que ha dejado una cosecha mínima. En Cuenca sí que se ha cuantificado esa cosecha. De los cerca de mil kilos previstos, solo se han podido recolectar entre 450 y 500 kilos, según Jorge Navarro; presidente de la Lonja Agropecuaria de Albacete y secretario provincial de ASAJA.

El girasol albaceteño se destina casi en su totalidad a la producción de aceite de girasol. Este aceite goza de unas enormes propiedades, aunque nada tiene que ver con el aceite de oliva, pues los usos son bien distintos. El resto de la producción, apenas un 1% se destina a semillas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?