¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Un parque para hacer ejercicio en plena playa de Cádiz

La empresa Edificarte construye en la arena de La Victoria una zona deportiva con bancos y barras por encargo municipal

La obra para la construcción de instalaciones deportivas sobre la arena de la playa Victoria de Cádiz /

No es habitual que una playa se levante para construir sobre la arena ni que se llene de obreros. Es lo que está ocurriendo en La Victoria, en la capital gaditana, donde la empresa Edificarte ha iniciado esta semana los trabajos encargados por el Instituto Municipal de Deporte, dependiente del Ayuntamiento de Cádiz, para levantar un parque de calistenia o street work out, un parque de ejercicios con bancos de abdominales y barras para reforzar la musculación.

El Ayuntamiento justifica este proyecto en la importancia de hacer ejercicio y el interés creciente por la práctica deportiva al aire libre, fuera de las instalaciones convencionales y ajena a horarios de apertura de estos centros. Cádiz cuenta con un parque similar sobre la playa de Santa María, aunque está ubicado en la acera y no en la arena como éste. "Las playas urbanas favorecen la práctica de deportes y están surgiendo actividades que requieren la atención de las instituciones, puesto que, sin los equipamiento adecuados, se convierten en actividades peligrosas", argumenta el Instituto Municipal de Deporte para justificar esta inversión.

De ahí que haya apostado por ubicar en la arena de la playa Victoria, frente al edificio Reina Victoria, estas instalaciones, para lo que convocó un concurso, en el que ha resultado vencedor la empresa Edificarte, que ya ha iniciado esta semana los trabajos y espera concluirlos en un plazo de un mes. El contrato es de 20. 931 euros.

Contará con instalaciones como seis barras de dominadas de 1.900 mm de longitud, una de 1.450 mm, una snake bar, una escalera sueca, un banco inclinado de abdominales, cinco barras paralelas, una barandilla vertical, y 13 pilares verticales, según consta en el contrato firmado el pasado mes de julio entre el alcalde, José María González, como presidente del Instituto Municipal de Deporte, y la empresa.

Ese contrato también establece que las instalaciones deben ser accesibles a personas con capacidad limitada y diseñados de modo que la ejecución ligeramente incorrecta de los ejercicios no conlleve un daño grave para el usuario.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?