¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Granada se reivindica como cuna de la guitarra española

Inaugurada en la Fundación Rodríguez-Acosta una exposición sobre la labor de los guitarreros de la Casa Ferrer

Exposición "Honores a la Casa Ferrer" en el carmen de la Fundación Rodríguez-Acosta de Granada /

La ciudad de Granada se reivindica como la cuna de la guitarra española. Este instrumento no tiene ni fecha de creación ni lugar de nacimiento. Pero si es cierto que lo que conocemos hoy como guitarra española es el producto de una concepción concreta de su hechura y de una tradición enriquecida en varios puntos del país.

Entre ellos está Granada, y con un papel claramente protagonista gracias a varias sagas de artesanos que han logrado que la guitarra española sea lo que es gracias a su trabajo. Entre esos guitarreros están los artesanos de la Casa Ferrer, que fundó Benito Ferrer en 1875.

El alcalde de Granada, Paco Cuenca, ha reivindicado este papel de la ciudad en la concepción de la guitarra española durante la inauguración de la exposición "Honores a la Casa Ferrer" que el Ayuntamiento ha organizado en el carmen de la Fundación Rodríguez-Acosta en el marco del Festival de la Guitarra, con la colaboración de la propia Fundación y el Patronato de la Alhambra. El mecenas Miguel Rodríguez-Acosta también asistió a la inauguración y se mostró encantado de poder colaborar con este homenaje a la gran saga de artesanos.

El acto de inauguración contó con la actuación, en uno de los patios del carmen de la Fundación, del guitarrista accitano José Luis Morillas. Comenzó su actuación con "Capricho árabe", una composición de Francisco Tárrega de 1892 inspitada en la Alhambra.

El guitarrista "barrió para casa" al interpretar la farruca "La danza del molinero", de la obra "El sombrero de tres picos", de Manuel de Falla. Se trata de la versión musical de la obra homónima del accitano Pedro Antonio de Alarcón, ambientada, precisamente, en Guadix.

El programa del concierto terminó con la "Gran jota", también de Tárrega.

Los especialistas coinciden en destacar el papel fundamental de los artesanos guitarreros granadinos en la concepción y creación de la guitarra española, tal y como hoy la conocemos.

La muestra es continuación de los conciertos y proyecciones cinematográficas que se han celebrado este verano y coincide, en sus últimos días, con el Concurso Internacional de Construcción de Guitarras "Antonio Martín Montero", que también forma parte del Festival.

Tradición

La Casa Ferrer es una de las guitarrerías más antiguas de España y fue fundada en 1875 por Benito Ferrer, estudiante de la Universidad de Granada y miembro del grupo instrumental de la primera Zambra de Granada, la del Capitán Amaya. Su labor fue continuada por su nieto, Eduardo Ferrer, profesor de la mayoría de los luthieres que ahora ejercen en Granada y que fue contratado en por la Casa Yamaha para instruir a los operarios nipones en la fabricación de guitarras. Los modelos de Ferrer constituyen en la actualidad la base del catálogo de la empresa japonesa.

La exposición está comisariada por Jorge de la Chica y Mamen Nicás Caballero, quienes se han encargado de reconstruir la historia de esta saga de guitarreros granadinos. En ella se exhiben algunos instrumentos históricos, muchos de ellos del siglo XIX, las primeras herramientas utilizadas por la Casa Ferrer y abundante material gráfico, que relata este casi siglo y media de historia. Además se podrán apreciar valiosas guitarras, tanto de la propia Casa Ferrer, como de sus alumnos y de Yamaha. Se trata de instrumentos de un enorme valor y que están entre las mejores guitarras del mundo. En pocas ocasiones se ha podido reunir una colección de guitarras de esta importancia.

La exposición Honores a la Casa Ferrer, permanecerá abierta en la Fundación Rodríguez Acosta, Callejón Niño del Rollo 8, de 18 a 21 h. hasta el próximo 29 de octubre, con entrada gratuita.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?