¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Caramelo para endulzar la semana

El extremo resolvió el choque del Salmantino en la primera parte con un doblete en dos minutos (2-1)

Imagen del club. Choque entre Salmantino y Burgos Promesas 2000. /

Tras una semana convulsa en las oficinas del Helmántico con la destitución de María Hernández, Pablo Cortés se encargó de dirigir a los blanquinegros en el duelo contra el Burgos Promesas 2000. Un choque donde el nuevo técnico sacó al terreno de juego el once habitual de su antecesor quien, desde la grada, recibió el cariño de las peñas de animación al cuarto de hora del comienzo.

Un duelo donde el Burgos Promesas 2000 llegaba a Salamanca en la decimosegunda posición de la tabla, y con el objetivo de pescar en aguas revueltas. Sin embargo, los locales mostraron que sobre el verde del Helmántico, no han cambiado nada. Una superioridad que se dejó ver desde el principio, con diversas ocasiones frente a Álex, especialmente desde las botas de Caramelo y Garban, este último con un uno contra uno que mandó por encima de la portería.

El extremo se encontró con una amarilla en el 14’ tras reclamar un penalti al colegiado. Un castigo que no achicó al futbolista, quien no dejó de intentarlo y encontró su premio en el minuto 28. Un zapatazo desde fuera del área que significó el 1-0 en el Helmántico para alegría de los de Pablo Cortés, quienes habían encerrado a los burgaleses en los primeros compases. Un premio que Álex Caramelo dobló a los dos minutos, celebrando su doblete a la media hora del partido con un tanto similar al primero, tras un potente disparo desde la frontal del guardameta visitante.

Después del descanso, el Burgos Promesas 2000 salió más animado al campo pese al juego del Salmantino. Los locales continuaron a lo suyo, llegando con peligro y acechando a Álex con el objetivo de aumentar su ventaja. Un guión que casi significó el 3-0 a los cuatro minutos de la salida de vestuarios, con un disparo al palo de Galván tras pase de Valentín.

Con el paso de los minutos los visitantes se destaparon y empezaron a llegar a las inmediaciones de Rodri. Acciones que llevaron al marcador el 2-1 en el 80’ gracias al acierto de Martí, nada más entrar, y que aprovechó una pérdida de balón del Salmantino. Sin embargo, y pese a un susto del Burgos Promesas en la última acción con un disparo al palo, el líder consiguió mantener el resultado y sumar tres puntos más para su casillero.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?