¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Un año perdido para el Hospital de Aranda

La Junta confirma el retraso de al menos un año en la ejecución del nuevo centro hospitalario a través de su proyecto de presupuestos para

La Junta registraba este viernes su proyecto de presupuestos para 2018 /

Esta vez los agoreros tenían razón: quienes consideraban que la inclusión el pasado año de una partida de 500.000 euros en los presupuestos de Castilla y León para el nuevo hospital de Aranda era una mera declaración de intenciones y que ni se iba a ejecutar ni era necesario incrementarla porque era meramente testimonial se han salido con la suya. Así se confirma al contemplar que el proyecto de presupuestos de la Junta traslada casi de forma milimétrica las partidas consignadas en los presupuestos de 2017 a su borrador de 2018: no solo dedicará el año que viene el medio millón que anunció que ejecutaría este año, sino que también aplaza en doce meses cada una de las anualidades en que se había dividido el proyecto global, que por cierto, sufre una merma de más de dos millones y medio con respecto a la previsión inicial

Si entramos en detalle, los presupuestos de 2017 aprobaron una partida de 500.000 euros para ejecutar antes del 31 de diciembre, y consignaban otras dos de 1.200.000 y 4.000.000 de euros respectivamente para los años 2018 y 2019, mientras que indicaban que se dejaba para posteriores anualidades los 74.000.000 euros restantes. Pues bien en el proyecto que acaba de presentar este viernes 13 de octubre la consejera de Hacienda para el próximo año se prevé en 2018 una inversión de 500.000 euros, en 2019 se consignan 1.500.000, 15.000.000 en 2020 y en años siguientes 60.200.000. Sumadas las partidas actuales suponen 77.352.513, más de dos millones y medio menos que lo que sumaban las previsiones del presupuesto actualmente en ejecución. Curiosamente, aunque el documento recién hecho público reconoce que no hay ejecutado ni un solo euro en este año 2017 en el nuevo hospital, consigna una partida de 152.513 euros para gastar antes del 31 de diciembre sin que quede claro cuál será su destino concreto.

No es, por cierto, el único proyecto que la Junta incluyó para la Ribera del Duero en sus presupuestos de este año y que de momento está sin ejecutar: nada se sabe de los 120.000 euros que Ciudadanos consiguió consignar para reformar la estación de autobuses. Y aunque el partido naranja consiguió introducir en las cuentas de este ejercicio una enmienda con una partida de 135.000 euros para el Torreón de los Guzmanes en el Monasterio de los Dominicos de Caleruega, el dinero está intacto y la Junta no tiene intención de aprovechar los dos meses y medio que quedan antes de finalizar 2017 para ejecutarlo, porque lo que hace, directamente es diferirla al año que viene. Y sigue sin saberse nada de la Ronda Interior Este de Aranda, que vuelve a estar desaparecida un año más de las cuentas regionales.

Por lo que se refiere a otros asuntos, las partidas más generosas el año que viene son las destinadas a infraestructuras agrarias y carreteras. En el primero de los casos la Consejería de Agricultura ha diseñado un plan plurianual para la transformación de regadíos de la vega del Aranzuelo, que asciende a 17.289.506 euros, de los cuales prevé ejecutar el año que viene una primera partida de 1.900.000 euros. Por otra parte habrá que comprobar si finalmente este año se cumple la promesa también inejecutada de mejorar las infraestructuras agrarias en el Arandilla que adsorberá casi 800.000 euros y si se cumplen los planes, se completaría con otros 200.000 euro el año 2019 para llegar casi al millón.

Las cuentas del próximo atienden esta vez las reiteradas peticiones de los alcaldes de las poblaciones afectadas por la BU-200, de Fuentecén a la N-VI, cuya reforma costará 2.113.447 euros, de los cuales la Junta prevé desembolsar un millón el primer año y el resto en 2019. También está dividida en dos anualidades la inversión de 2.214.856 euros que prevé la Junta en la carretera de Caleruega a Peñalba de Castro, la BU-910: 250.000 euros para comenzar en 2018 y 1.964.856 para culminar al año siguiente. Sin embargo ambas carreteras fueron ya presupuestadas este año 2017 sin que en ningún caso se hayan ejecutado las pequeñas partidas prometidas.

Y aunque no está especificada la cantidad que se destinará a otras carreteras de la comarca se citan en varios apartados mejoras en la BU-211 de Nava de Roa al límite con la provincia de Segovia, la CL-619 de Aranda a Palencia, la BU-945 entre Fuentespina y Segovia, la BU-930 de San Juan del Monte a Santa Cruz de la Salceda la BU-910 de Aranda a Silos y la BU-122 de Roa a Fuentecén.

En cuanto a la inversión en patrimonio histórico destaca muy especialmente la partida de más de medio millón de euros, concretamente 521.537 euros que la Junta tiene previsto invertir en Clunia durante los dos próximos años, consignando expresamente 277.020 en los presupuestos de 2018, y dejando para 2019 la segunda parte correspondiente a 244.217 euros. También se destinará una pequeña partida de 20.000 euros a la restauración del artesonado de la iglesia de San Nicolás de Bari de Sinovas.

Por lo que se refiere a otros proyectos de carácter menor también se incluye una partida de 90.000 euros para la urbanización de Torresandino y otra de 50.000 para un PERI (Plan Especial de Reforma Interior) piloto en Aranda.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?