¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los peligros de los batidos detox

En el Día Mundial de la Alimentación, los nutricionistas insisten en la importancia de individualizar la dieta combinándola con hábitos saludables como el descanso y el ejercicio físico

El afán por adelgazar y lucir un cuerpo saludable ha disparado la ingesta de los llamados zumos o batidos "detox", productos aparentemente purificantes no exentos de riesgos. Según explica la nutricionista y coach nutricional Ainhoa Prat (www.vegetablesandbeans.com) en el Día Mundial de la Alimentación, "nuestro cuerpo ya tiene sus mecanismos para limpiarse como la piel, el hígado, los pulmones o el intestino. En un cuerpo sano todo eso funciona bien y no hace falta ningún producto detox".

En el mercado podemos encontrar productos en forma, por ejemplo, de batidos que se toman durante todo un día como único alimento. También existen otras bebidas que se toman durante toda una semana supuestamente para desintoxicar el organismo. "Si tienes una dieta no equilibrada y un estilo de vida nada saludable no servirán para mucho. Son productos universales que no tienen en cuenta la individualidad de cada persona y pueden ser un peligro", explica Prat. "Después de tomarlas, tú vuelves a tu rutina. La mejor manera de mantenerte desintoxicado es con hábitos saludables y éstos consisten en:

  1. Dieta equilibrada
  2. Descanso -el mayor depurador es el hígado y es por la noche cuando más trabaja-
  3. Cenar pronto
  4. Evitar el estrés y el alcohol
  5. Hacer ejercicio

Pexels

Según explica la nutricionista, "los resultados de una determinada dieta dependen de cada persona. Suponiendo que tu cuerpo esté sano, un día de zumos no hará daño. Pero a partir de una semana o más puede ser peligroso porque puedes sufrir  restricción de nutrientes y de calorías. Son dietas muy generales y no tienen en cuenta cómo estás tú relamente y tampoco educan".

Estos productos muchas veces están enfocados a la pérdida de peso pero luego va a haber efecto rebote. El cuerpo tira de donde puede y acabarás perdiendo peso. Se puede ayudar al hígado a limpiarse pero si el intestino no está limpio, que es donde se produce la absorción poco se logrará. Por eso, para mantener limpio el intestino es necesaria una dieta equilibrada, evitar la medicación y el estrés y realizar ejercicio físico.

Hay alimentos que favorecen la actividad del hígado como son las crucíferas -brócoli, coles, remolacha-, las infusiones de rábano negro, cardo mariano o diente de león, y las verduras de hoja verde como la rúcula, el apio y la escarola.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?