¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Muere Luis Quintero, artista del bronce y el tiempo

El escultor gaditano, autor del jaulájaro y varias inolvidables estatuas, ha fallecido en su casa de Chiclana

El artista gaditano, Luis Quintero, en la creación de una de sus obras más conocidas, el jaulájaro /

Al artista le sobrevive su obra. Le supera el tiempo. Luis Quintero (Cádiz, 1963) ha fallecido en la noche del jueves 12 de octubre en su casa de Chiclana. Se ha ido uno de los referentes de la escultura andaluza actual, un artista interdisciplinar que combinó las distintas facetas del arte para hablar del paso de la vida, de la libertad, de la opresión, del tiempo. Su herencia son sus criaturas, muchas repartidas por las calles de su ciudad: el candado en la glorieta de los periodistas, la figura de Fernando Quiñones en La Caleta, la de Carlos Edmundo de Ory en su alameda, y el jaulájaro junto a las Puertas de Tierra, su reflexión más llamativa, grandilocuente y efusiva de sus constantes.

Quintero expuso desde muy joven con creaciones de todo tipo: collages, dibujo, fotografía, óieo, bronce, joyas. Se ganó un nombre en el panorama artístico nacional llevando su obra a toda España. Y también se hizo un hueco en galerías de otros países. Pero, sin duda, su obra encontró una gran acogida en su tierra, donde fue un artista recurrente en exposiciones individuales y colectivas.

Sus esculturas urbanas son su recuerdo más evidente. Suyo es el memorial a los enterrados en el cementerio de San José que se levantó en el mancomunado de Chiclana. También el monumento a la libertad de expresión encargado por la Asociación de La Prensa de Cádiz con forma de candado, que ahora mismo se puede ver en la Glorieta de los Periodistas, junto a la Diputación. O varias estatuas para recordar grandes de la provincia como Carlos Edmundo de Ory y Fernando Quiñones, en Cádiz, o Carlos Castilla del Pino, en San Roque.

Su obra más singular fue el monumento a la Constitución de 1978, encargado por el Ayuntamiento de Cádiz, con forma de jaula y pájaro. De hecho, su última aparición pública fue hace unos meses cuando se reunió con el alcalde de Cádiz, y acordaron reactivar el proyecto que quedó inconcluso. Quintero había diseñado la jaula con un servidor que permitiría abrir y cerrar la jaula si le enviaban mensajes telefónicos. Su idea era que los ingresos por esos mensajes sirvieran para alguna causa solidaria.

Los restos del artista aguardan en el cementerio mancomunado de Chiclana.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?