Últimas noticias Hemeroteca

El gobierno madrileño retrasa la entrada en vigor del acuerdo para reforzar a los docentes

Se alcanzó hace tres meses, en junio, pero la Comunidad de Madrid aún no ha firmado el acuerdo alcanzado en la mesa sectorial de educación. A cambio, exige ahora a los sindicatos que suscriban antes el pacto educativo

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, lo calificó de "histórico"cuando en junio, anunció el acuerdo alcanzado entre los sindicatos de educación y la Consejería de Van Grieken para mejorar las condiciones del profesorado madrileño. El gobierno regional lo presentó como el primer acuerdo en este sentido alcanzado en una década. Sin embargo, a pesar de que se firmó hace más de tres meses (de hecho se levantó acta de ese acuerdo), el gobierno de Cifuentes lo tiene guardado en un cajón. El acuerdo sectorial aún no han visto la luz, a falta de la firma del Consejo de Gobierno y de su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. A cambio de poner en marcha las medidas, el ejecutivo madrileño exige ahora a los sindicatos que antes ratifiquen otro acuerdo: el pacto educativo, encallado desde el inicio de la legislatura.

Los sindicatos hablan claramente de "chantaje" del gobierno madrileño. UGT y Comisiones Obreras, dos de las cuatro organizaciones que suscribieron ese acuerdo, lamentan que tras dos años de trabajo, el refuerzo educativo no se haya aplicado en el inicio del curso escolar y que la Comunidad de Madrid ponga ahora condiciones sobre la mesa para que las medidas vean la luz. Según el relato de las organizaciones sindicales, la semana pasada, el pasado 6 de octubre, después de todo el verano sin convocar la mesa sectorial de educación, fue cuando la viceconsejera de Política Educativa y Ciencia les trasladó la nueva condición impuesta por la administración madrileña: "nos plantea algo más que una vinculación, un condicionante porque condicionan el acuerdo sectorial al pacto educativo", relata Teresa Jusdado, portavoz de UGT. Jusdado denuncia que "el acuerdo está secuestrado a falta de que se apoye el pacto educativo". La representante sindical de UGT asegura que están "recibiendo presiones para avalar el acuerdo educativo". Desde Comisiones Obreras, Isabel Galvín, sentencia que hay un claro "incumplimiento por parte de la Comunidad del acuerdo adoptado".

Ni uno ni otro tienen nada que ver, según los sindicatos, aunque la Consejería de Educación sí cree que existe una vinculación clara. Un portavoz del departamento que dirige Rafael Van Grieken explica que el sectorial representa prácticamente el 50% del global del acuerdo educativo. Los 2,800 nuevos profesores que incluye el sectorial, asegura esta misma fuente, vendrían a desarrollar actuaciones que están reflejadas en el acuerdo educativo como la mejora de la atención a la diversidad, la potenciación de la orientación en los centros o la puesta en marcha de un programa de centros preferentes en zonas de difícil desempeño. La Consejería de Educación, explica este portavoz, no practica el chantaje. "Lo que ha hecho es acceder al calendario de negociación que solicitaron los sindicatos", precisa.

Desde ANPE y CSIF, los otros dos sindicatos representados en la mesa sectorial de educación, pero que, sin embargo, no tienen presencia en la mesa de la función pública (donde se estudia el pacto educativo) piden que se haga lo necesario para que las medidas de refuerzo al profesorado madrileño vean ya la luz. Los portavoz de ambos sindicatos han reconocido a la SER que no se opondrían a que hubiera una adhesión al pacto educativo como paso previo al sectorial.

Mientras, el pacto educativo que se propuso Cifuentes al inicio de la legislatura, como una de las metas a conseguir en el ámbito de la Consejería de Educación, está ahora mismo en un callejón. El gobierno regional no ha conseguido, a día de hoy, sumar a toda la comunidad educativa al documento final de propuesta con 83 medidas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?