¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA FIRMA

Brandolini

Es más sencillo disfrazar de noticia una mentira y propagarla, que intentar rebatirla

El principio de asimetría de la chorrada lo formuló por primera vez en enero de 2013 un programador informático italiano llamado Alberto Brandolini. De ahí que se conozca también como el principio de Brandolini. Dice que “la cantidad de energía necesaria para refutar una estupidez, es un orden de magnitud superior a la que se necesita para producirla”. O sea, que es más fácil fabricar una estupidez que combatirla.

El principio de Brandolini tiene su aplicación en el campo de la información y los medios de comunicación. Es más sencillo disfrazar de noticia una mentira y propagarla, que intentar rebatirla. Sobre todo, si algunas instituciones y determinados partidos políticos ayudan a amplificarla, aun a sabiendas de que la falsa noticia es nada con sifón. Ya lo dijo Mark Twain, “una mentira puede dar media vuelta al mundo mientras la verdad aún se está poniendo los zapatos”.

Las falsas noticias también crean opinión porque, generalmente, apelan a nuestras emociones. Por supuesto, Balears no es ajena al fenómeno de la desinformación. No puede serlo en este mundo globalizado donde, además, la ‘dictadura del clic’ hace de las noticias falsas un lucrativo negocio.

Ustedes son gente adulta capaz de discernir y sacar sus propias conclusiones. Pero para eso necesitan toda la información. No se queden solo con lo que quieren escuchar. Y permanezcan atentos. No se dejen adoctrinar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?