¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

KHIMKI 75 - VALENCIA BASKET 70

La importancia de los detalles

El equipo que dirige Txus Vidorreta cae en Moscú tras desperdiciar una renta de siete puntos y fallar diez tiros libres

Will Thomas of Valencia Basket in action against James Anderson of Khimki Moscow / ()

Valencia Basket no pudo iniciar su cuarta andadura en Euroliga con una victoria. A pesar de la excelente renta de siete puntos (47-54) que el equipo taronja tenía el electrónico tras un mate a dos manos de Will Thomas cuando restaban 4:23 para la conclusión del tercer periodo, el triunfo final fue para el Khimki. Una excelente defensa en el parcial definitivo, el talento de Shved y el hambre de Thomas Robinson bajo los tableros acabó por ser determinante.

Esto ya no es la Eurocup. Los pequeños detalles son decisivos. En un encuentro igualado, a menos de 80 puntos, en el que las defensas se imponen a los ataques, fallar diez tiros libres es un pecado mortal. El equipo que dirige Txus Vidorreta finalizó la noche con un discretísimo 21-31 desde la línea de 4'60. Un 67% es inconcebible si Valencia pretende soñar con tener alguna opción de meterse entre los ocho mejores.

Decía Jaume Ponsarnau antes de arrancar el encuentro que para ganar partidos en Euroliga no basta con defender, que cualquier equipo con aspiraciones debe tener más de un plan en ataque. El conjunto taronja solo pareció tenerlo en el tercer cuarto, y casi siempre después de buenas defensas. Es innegable que las bajas de Diot y San Emeterio pesan en estático, pero también lo es que jugar aclarados para Erick Green -por muy bueno que sea- no puede ser el único guión previsto.

Para esa mejora del juego ofensivo es fundamental que Bojan Dubljevic regrese del Eurobasket. El tramo inicial de temporada regular a cargo del montenegrino es muy mejorable. Prueba de ello el dominio incontestable de Thomas Robinson anoche en ambas pinturas. Al MVP de la pasada temporada debemos exigirle mucho más. Puede y debe darlo. Para sumar victorias en Euroliga no basta con hacer dos cuartos buenos. Valencia lo experimentó en Moscú. Veremos si aprende la lección.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?