¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Apretando los puños frente a las llamas

Hablamos con Pablo Corral, vecino de Gillón, la localidad canguesa de la que fueron evacuados sus habitantes ante el avance del fuego

El fuego amenaza unas viviendas en uno de los incendios en Cangas del Narcea /

Tras 72 horas angustiosas, la lluvia está comenzando a mitigar el gran daño que han causado los incendios durante los últimos días en el suroccidente asturiano. En Asturias Hoy por Hoy hemos podido hablar con Pablo Corral, vecino de Gillón, localidad de Cangas del Narcea, de la que fueron evacuados sus habitantes durante la madrugada de este pasado lunes.

Pablo nos ha hablado del miedo que da ver las furiosas lenguas de fuego a escasos metros de las casas, devorando cada matorral y cada árbol de cada ladera de las que flanquean el pueblo en una suerte de infierno que alguien, a saber por qué, ha prendido. Habla de la sensación de impotencia vivida mientras recuerda el caos desatado y el momento en el que, como otros, decidió quedarse a defender las casas de las llamas “aunque los verdaderos héroes ha sido los vecinos que se echaron al monte, sin medios, a combatir el fuego como pudieron”, nos explica.

Ahora, el trabajo duro y la lluvia han dado un respiro al pueblo. Los rescoldos de la quema aún humean a escasos 200 metros de las casas. La naturaleza, sabia y presurosa, volverá a teñirlo pronto de verde, pero echaremos de menos a los vecinos de mayor porte, aquellos viejos árboles que ardieron y que dejan un tremendo hueco en el paisaje. Pablo reclama mayor atención para los montes, más limpieza, más medios, más vecinos, otra gestión, y que no nos olvidemos del monte hasta que prenda otro gran fuego.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?