¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FAPA exige la gratuidad de los libros de texto en primaria

La federación que agrupa a las AMPAs denuncia que el Gobierno no cumple sus compromisos

FAPA reclama que PRC, PSOE y Ciudadanos cumplan el acuerdo que alcanzaron a principios de año. /

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA) de Cantabria ha denunciado hoy que las familias han tenido que pagar por los libros de texto e incluso comprar algunos a pesar del acuerdo que se anunció "a bombo y platillo" para que este curso fueran gratuitos en Primaria.

Una de las medidas que recoge el acuerdo que PRC, PSOE y Ciudadanos firmaron el pasado diciembre para la aprobación del presupuesto de 2017 es garantizar la gratuidad de los libros de texto a partir de este curso en Primaria, incrementando la partida presupuestaria correspondiente en este ejercicio, ha recordado en rueda de prensa.

Según la presidenta de la FAPA, Leticia Cardenal, las familias están estudiando qué medidas van a tomar para que ese compromiso se cumpla.

Además ha denunciado los problemas que se han producido en el funcionamiento de los bancos de libros y material escolar y ha reclamado a la Inspección Educativa que "se ponga las pilas".

El curso pasado hubo ya problemas y la Inspección hizo un informe, al que la FAPA no ha podido acceder porque la Consejería de Educación no se lo facilitó.

La información con la que cuentan sobre el funcionamiento de los bancos de recursos este curso procede de las encuestas que han hecho las AMPAS en los centros públicos y que muestra datos "ciertamente preocupantes".

Así, según estas encuestas, no se ha respetado el porcentaje de pago máximo del 20 por ciento fijado para los alumnos becados, todo el alumnado no ha pagado lo mismo y en algunos centros no se han incluido los materiales, en otros solo una parte, y en otros ni siquiera todos los libros.

La FAPA ha llamado la atención sobre la diferencia en el importe que se ha pagado entre los distintos centros, que va desde los 0 a los 80 euros, un dato "preocupante en un sistema de educación público".

Las familias también están preocupadas porque a dos semanas del primer periodo de vacaciones que fija el calendario escolar, que comienza el 30 de octubre, todavía no saben en qué centros habrá comedores escolares abiertos y qué actividades se van a organizar.

Además la FAPA ha advertido de que solo se ha cumplido uno de los acuerdos que se alcanzaron en junio tras el primer año de aplicación del nuevo calendario escolar, el cambio de fecha de los exámenes extraordinarios de septiembre a junio, que fue el único punto incluido a solicitud de la Consejería.

Quedan pendientes el resto: la puesta en marcha de un grupo de estudio sobre los tiempos escolares, garantizar el servicio de comedor en septiembre y junio, y la apertura de una negociación para poner fin a las jornadas reducidas de junio y septiembre con el fin de ajustar los horarios a las necesidades de conciliación.

La FAPA se reunió la semana pasada con el consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, una primera toma de contacto en la que se comprometió a ir poniendo soluciones a estos problemas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?