¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

HOY POR HOY MALLORCA

Rosa, superviviente de un cáncer de mama: "Se sale pero no hay que edulcorarlo, es muy duro"

En el Día Mundial contra el cáncer de mama hemos hablado con mujeres que han conseguido superar la enfermedad

 30 mil mujeres de las Islas han participado en el Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama en el último año. De todas estas pruebas, dice la Conselleria de Salud, 149 casos dieron positivo por cáncer de mama, que sigue siendo el tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres.

La parte positiva es, sin duda, que presenta un 85 por ciento de supervivencia gracias a las mejoras diagnósticas y terapéuticas, y a la detección en fases tempranas.

Y en este jornada diferentes asociaciones que trabajan en la lucha contra el cáncer de mama han ubicado sus mesas informativas en el Hospital de Son Llàtzer. 

Entre ellas, la Asociación Española contra el Cáncer o la Asociación Auba que nacía en el año 2003 con el objetivo de ofrecer ayuda aquellas mujeres que han pasado o pasan el difícil momento de enfrentarse al diagnóstico de un cáncer de mama.

Marta Macías es su vicepresidenta. Hace 8 años le diagnosticaron cáncer de mama. Actualmente tiene 51 años, tenía 42 en el momento del diagnóstico. Describe el momento del diagnóstico como el más duro porque piensas: " Esto no va conmigo, no estoy preparada para pasar por esto ni por un tratamiento tan duro". 

Llegó a la detección de la enfermedad a través de la autoexploración. Las mamografías se realizan de forma obligatoria a partir de los 50 años. Macías demanda "avanzar la edad en la que el sistema público realiza de forma periódica pruebas diagnósticas que servirá para avanzar en la detección precoz", fundamental para superar la enfermedad. Hoy su relación con la enfermedad pasa por su colaboración con la asociación y el apoyo a otras mujeres y por visitas periódicas al oncólogo una vez al año.

Y entre las personas que se acercan a la parada de Auba instalada hoy en el Hospital de Son Llátzer: mujeres que conviven con la enfermedad, que la viven a través de un familiar o aquellas que la han superado. Es el caso de Rosa. Acudió a Auba tras el diagnóstico de la enfermedad hace 8 años y fue "tan importante el apoyo que recibió por parte de otras mujeres que estaban en su misma situación", que hoy colabora con la entidad.

Es muy consciente de "la importancia del mensaje que puede aportar como superviviente de un cáncer pero sin edulcorarlo".

Rosa es uno de los tantos ejemplos que tras pasar por el duro episodio de enfrentarse a un cáncer, tras superarlo, integra la amplía red que trabaja en la lucha contra el cáncer de mama y en el apoyo a quienes lo padecen.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?