¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

España pendiente del discurso del Rey

La crisis institucional de Cataluña polariza las audiencias de los Reyes antes de la ceremonia de entrega de los galardones en el Teatro Campoamor

Foto de familia de los Reyes con los galardonados con las Medllas de Asturias 2017. /

La 37ª no será una edición más de los Premios Princesa de Asturias. La excepcionalidad viene dada por el contexto, por el papel que en ese contexto corresponde a algunos de los galardonados e incluso el papel de algunos invitados -por primera vez en 37 años, un presidente del gobierno, Mariano Rajoy, va a asistir a la ceremonia de esta tarde en el Teatro Campoamor-. El contexto, obviamente, tiene que ver con el momento decisivo que se vive en relación con la crisis institucional de Cataluña, lo que genera una expectación sin precedentes en la historia de los premios ante el discurso que pronunciará a eso de las siete y media de la tarde el Rey Felipe VI.

A la espera de ese discurso, don Felipe y doña Letizia han ocupado la mañana con las habituales audiencias a los galardonados con las Medallas de Asturias 2017 y los Premios Fin de carrera de la Universidad de Oviedo 2016. Ni siquiera estas audiencias han sido ajenas al clima política que proyecto la crisis de Cataluña: los reyes se mostraron muy interesados por conocer la opinión de los universitarios que han obtenido los premios fin de carrera, recibidos también en audiencia, sobre la situación en Cataluña. Los premios fin de carrera acudieron a la audiencia acompañados del rector, Santiago García Granda, quien comentó con satisfacción indisimulada que a las preguntas de los Reyes sobre su inserción laboral , casi un cincuenta por ciento pudo levantar la mano para señalar que habían encontrado trabajo.

Por lo demás el empresario astur mejicano Plácido Arango, que ha departido con los Reyes como Medalla de Oro de Asturias, ha anunciado posteriormente en declaraciones a Radio Asturias su intención de donar próximamente al Museo de Bellas Artes de Asturias un retablo hispano gótico procedente de Medina del Pomar (Burgos), ampliando así la reciente donación a la pinacoteca regional de una parte de su valiosa colección de obras de arte.

Una de las audiencias más singulares fue la concedida a la Unidad de Rescate Canino del Principado, medalla de plata de Asturias. Los guías acudieron acompañados de sus canes, que despertaron la curiosidad de los Reyes. Otros cánidos menos amables, los lobos, estaban representados en el exterior del hotel donde un grupo reivindicaba con una pancarta lobos vivos y protegidos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?