¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Entre la comodidad y el enfado

El Cádiz deberá levantar el vuelo desde la unión, recuperando el espíritu que le llevó al éxito. Servanado, Jose Mari y Cifuentes los llamados a coser las heridas

El equipo celebra la victoria ante el Lugo esta temporada /

El Cádiz está en problemas. Son ya siete partidos sin ganar, y dando una imagen pésima en algunos encuentros. Lorca o Huesca simbolizan esa desgana en la que parece haberse insaturado el vestuario. Un equipo que se ha acomodado, jugadores que han pensado que son mejores de lo que son, y otros que aún no han entendido cual es el mensaje del entrenador. Y encima, de momento, los fichajes no aportan lo esperado.

El club cadista tiene la suerte de tener un entrenador como Álvaro Cervera. Un técnico que no se casa con nadie y que dice a los jugadores las cosas a la cara. Podremos discutir su forma de jugar, su manera de concebir el fútbol, los cambios durante un partido, pero lo que es plausible es que dice bien claro lo que piensa. Ya ha lanzado su diagnóstico: "Es un problema más de creer que de poder".  Unas declaraciones que dejan bien en evidencia a algunos de sus futbolistas. Parece que Cervera, harto de estar harto, ha decidido hacer público lo que piensa. La pelota está en el tejado de los que se visten de corto. Carranza les va a examinar con lupa, cada gesto, cada movimiento. ¿No pueden o no quieren?, será la pregunta que se hará la grada.

Además de esa comodidad que parece instaurada en algunos, está el tema Barral. Después de un gran inicio de temporada, el futbolista cometió un acto de indisciplina en Oviedo, luego se expulsó ante el Numancia y desde entonces no ha vuelto a ser el mismo. PIna habló con él para intentar reconducir la situacion pero  el futbolista parece no estar a gusto y le están acompañando otros jugadores que no generan ese ambiente de unión que debe reinar. Debe ser el vestuario el que reconduzca la situación. José Mari, Servando y Cifuentes tienen que dar el paso al frente y arreglar lo que no funciona., Algo se ha roto ahi dentro.

Suele pasar que cuando los resultados no van bien todo se magnifica. Este no será un caso diferente, pero la realidad es que la pelota no entra y que el Cádiz se acerca peligrosamente a zona de descenso. Urge una reacción, ya.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?