¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El gobierno municipal tratará de reprobar a Teófila Martínez por sus insultos

El PP justifica los insultos y cree que los ataques al alcalde de Cádiz se produjeron en una "discusión"

Martín Vila, José María González y Ana Fernández comparecen en rueda de prensa /

El alcalde de Cádiz, José María González, ha anunciado hoy que pedirá la reprobación de la exalcaldesa Teófila Martínez después de que le llamara "cacique, fascista y cobarde" el pasado lunes tras la celebración de la junta general de la sociedad Cádiz 2000. González, acompañado de los portavoces del gobierno municipal, de Podemos y Ganar Cádiz, ha lamentado la actitud de los concejales del PP que "después de la junta general insultaron e increparon a funcionarios y asesores del gobierno municipal".

"La actitud de Martínez fue lamentable e inaceptable, porque lo único que hicimos fue dejar sobre la mesa un debate hasta contar con unos informes para evaluar y calibrar las consecuencias de la municipalización de los servicios de playa, y es algo que entra en mis prerrogativas como presidente de esa junta general", ha explicado González.

"Estaba siendo un ejercicio de democracia, y ahora siento tristeza e indignación", ha añadido. "Los insultos empezaron en un momento en el que nosotros actuamos con sentido común, estaban fuera de sí y desatados", ha recordado. González atribuye la airada reacción del PP a que "no han digerido que no son gobierno de la ciudad" y ha reclamado "desterrar este tipo de comportamiento del ayuntamiento", sobre todo procedente de quien fue su antecesora durante los 20 años anteriores.

"Profirió toda esa clase de exabruptos en un tono incendiario, y cuando terminó la sesión, después de los insultos hacia mí, la actitud violenta prosiguió con funcionarios de esta casa y asesores del equipo de gobierno", ha explicado González.

"No contentos con insultar al alcalde de esta ciudad, hubo una presión inaceptable a funcionarios y trabajadores de la casa fuera de los márgenes de lo que se puede considerar gajes del oficio de los funcionarios", ha añadido el alcalde.

El alcalde ha enmarcado lo vivido en el pleno del lunes con la difusión de la resolución de la Fiscalía que da validez en los papeles de Bárcenas, en los que aparece un apunte contable con el nombre de Teófila Martínez y la cantidad de 30.000 euros. "La Fiscalía ha compartido conclusiones sobre la investigación de la red Gürtel, que muestra que el PP se financió de manera ilegal y que los papeles de Bárcenas eran verdad", ha señalado.

Por su parte, el Partido Popular ha justificado hoy haberle llamado en el salón del plenos del Ayuntamiento de Cádiz "fascista", "cacique" y "cobarde" al alcalde de José María González, de Podemos, y le ha acusado de tener "mandíbula de cristal" frente a las críticas de la oposición.

En una rueda de prensa, el portavoz del PP, Ignacio Romaní, ha insistido en que la decisión del alcalde de no debatir la municipalización del servicio de playas el pasado lunes fue "una cacicada" del alcalde y que fue un "cobarde" por protagonizar "una espantada" en el ayuntamiento.

El PP no se retractará de las descalificaciones y cree que el anuncio de reprobación hecho esta mañana "es una cortina de humo" y una "pantomima" del alcalde para esconder que trató depara del debate para "que no se vea la ineficacia del gobierno municipal".

Los populares han divulgado hoy varios vídeos en los que el alcalde u otros concejales del gobierno municipal insultaron en similares términos.

En esas imágenes aparecen varios concejales de Podemos y Ganar Cádiz llamando "corruptos", "cobardes" o incitadores a la tortura al PP; el alcalde, antes de serlo, en una manifestación gritando "la próxima vez, será con dinamita", o el jefe de gabinete, José Vicente Barcia, llamando "fascista" a Romaní en un pasillo del Ayunaamiento.

"Ahora son los compungidos, pero son ellos los que nos han insultado antes", ha recordado el portavoz del PP, quien cree que lo verdaderamente importante es que Podemos usó un "subterfugio" legal para intentar evitar el debate sobre la municipalización de las playas.

"Nosotros insistiremos en que se haga el debate, así lo hemos solicitado ya, para que se reúna de nuevo la junta general de la sociedad Cádiz 2000", ha anunciado el edil del PP, quien resta importancia a la reprobación anunciada por el alcalde.

"Lo que pasa en Cádiz está pareciendo a otros sitios, como el Parlamento catalán, donde ni siquiera las normas valen".

Romaní ha insistido en que el alcalde hizo una "cacicada" el pasado lunes al no permitir el debate; que fue "cobarde" por tratar de escapar del salón de plenos, y le ha comparado con el fascismo por "tratar de silenciar a los opositores".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?