¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Museo de Geología reabre con el triple de superficie y acceso desde la calle

Por primera vez se muestran juntos los doce frangmentos del meteorito hallado en Cangas de Onís en 1866

El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, en su visita a la reapertura del Museo de Geología tras las obras de ampliación. /

Tras 16 meses de obras el Museo de Geología ha reabierto sus puertas este jueves con la inauguración de la ampliación de este equipamiento. Una ampliación que triplica el espacio expositivo y permite mostrar más de un millar de piezas, entre ellas los 12 fragmentos del meteorito de Cangas de Onís. Las obras han permitido también mejorar la accesibilidad al museo, al que ahora se puede acceder desde la calle.

Casi desde el mismo momento en el que el Museo abrió sus puertas en el interior de la Facultad de Geología, en el año 2001, sus responsables ya se dieron cuenta por las crecientes visitas, actualmente unas 4.000 anuales y el aumento de sus fondos, que la instalación necesitaba una ampliación. En 2015, el equipo rectoral dirigido por Vicente Gotor aprobó dicha ampliación y por fin llegó el día señalado, tras 16 meses de cierre, de inaugurar las obras realizadas. El nuevo Museo de Geología ha triplicado su superficie hasta los 300 metros cuadrados, lo que permite exponer más de 1.000 piezas de las 32.000 que custodia la litoteca. El director y conservador del Museo, Luis Miguel Rodríguez Terente, habló en el acto de inauguración de la importancia de este día, pero también aprovechó para hablar de lo que queda por hacer. En concreto, se refirió a la necesidad de añadir al Museo ocho muebles expositivos, de los cuales cuatro han decidido conseguirlos a través de exponsorizaciones, que parece serán una realidad dados los contactos que el director del museo ha dicho que ya han mantenido con varias empresas.

Entre las novedades que recoge el museo tras su ampliación está la exposición, por primera vez juntos, de los fragmentos del meteorito de Cangas de Onís, hallados hace 150 años, paneles interactivos en 3D que permiten, por ejemplo, hacerse una foto sujetando una tierra que muestra todas sus capas (foto) o una cámara de fluorescencia, a la que se refirió el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, que la definió como "un espacio singular, único en España, donde los visitantes podrán experimentar gracia a la radiación ultravioleta el cambio de color de los minerales".

Para García Granda este museo es "una declaración de intenciones de lo que debe ser la Universidad en pleno siglo XXI, un espacio abierto a la ciudadanía".

Además el rector destacó que la obra realizada permite acceder al Museo de Geología desde la calle, algo que antes no era posible y que según él "seguro que aumentará más si cabe las visitas". Por el museo han pasado hasta ahora un total de 49.853 personas.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?