¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Dimite el alcalde de Galdames tras no justificar 5.000 euros gastados con una tarjeta de crédito municipal

Asier Larrucea deja el cargo por "motivos personales" después de abonar de su bolsillo los gastos realizados en comidas con "besugo y marisco", según denuncia la oposición

La salida del primer edil de Galdames ha alterado la tranquila cotidianeidad de este municpio de apenas 800 habitantes. La marcha de Larrucea (PNV) ha venido motivada por la denuncia de EH Bildu que acusaba al alcalde de la utilzación de una tarjeta de crédito con cargo a los presupeustos municipales en contra de las advertencias sobre su irregularidad notificadas por el interventor municipal que emitió un informe en el que le advertía de que esa tarjeta podría ser ilegal. En su lugar, le proponía una de débito. Una recomendación que Larrucea no atendió y fue personalmente a una entidad bancaria a solicitarla.

Según la coalición abertzale que cuenta con tres concejales frente a cuatro de la formación jeltzale, "parece que no le bastaban 900 euros que percibe por gastos de representación o dietas e hizo uso de la tarjeta por valor de casi 6.000 euros de los cuales sólo ha podido justificar 910". Una cantidad destinada a abonar "festines con besugo y marisco durante la Euskal Jaia y de invitar a familaires y amigos. "En la última Euskal Jaia se abonaron 17 menús donde , por supuesto, estaban incluídos todos sus concejales", señalan desde la oposición.

En el pleno del pasado septiembre, EH Bildu envió por escrito una serie de preguntas sobre el uso de esa tarjeta. El primer edil justificó esos gastos alegando que se trataba de "comidas de trabajo para traer a Galdames inversiones", y añadió que "gracias a esas comidas se han logrado inversiones de 500.000 euros". Una respuesta que provocó el enfado de la oposición y que derivó en una tensa sesión entre los represnetantes de la coalición y el primer edil:

EH Bildu estudia llevar el caso ante los tribunales "ante su justificación tan aberrante de que se gastó dinero en comidas con técnicos y poíticos para atraer dinero al pueblo, como se ha hecho siempre". La dimisión del alcalde no le exime de sus responsabilidades porque ha devuelto el dinero, pero no lo ha justificado". "Exigimos una disculpa pública de la corporación municipal ante la ciudadanía porque esta no es manera de gobernar ni de hacer política", concluye EH Bildu

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?