¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Operación Lezo

El Canal despide a sus imputados después de cobrar seis meses sin trabajar

María Fernanda Richmond y a Adrián Martín salen del Consejo de Administración

Seis meses después de su imputación en el caso Lezo, el Consejo de Administración del Canal de Isabel II ha echado a la calle a María Fernanda Richmond y a Adrián Martín, dos de los principales acusados, que hasta ahora mantenían una relación contractual con esta empresa pública madrileña. También han sancionado al exdirector de Recursos Humanos, Fernando Cevallos – marido de la diputada popular Regina Plañiol- con la suspensión de tres meses de empleo y sueldo, según han confirmado a la SER varias fuentes del Canal de Isabel II. En el caso de Cevallos seguirá trabajando, a pesar de haber sido imputado.

El Canal ha tardado seis meses en despedir a estas dos personas porque ha sido ahora cuando han recibido las conclusiones del expediente informativo que abrieron en el mes de abril, informe que encargaron al despachado de abogados Uría Menéndez. Lo llamatido es que el convenio del Canal fija un plazo de 15 días para resolver ese tipo de expedientes disciplinarios, pero en este caos han tardado seis meses.

Durante este tiempo, el Consejo de Administración del Canal ya había evaluado el despido de estos imputados “porque no era una situación cómoda”, según fuentes próximas de esta empresa, pero el Consejo de Administración tenía serias dudas sobre cómo podrían acabar esos despidos porque temían que si los imputados lo recurrían, “podrían acabar ganando los despidos”, según reconocen estas fuentes.

Ahora el escenario ha cambiado. El Consejo tiene en su poder un informe que concluye que es viable ese despido, sin ningún tipo de indemnización. Y eso es lo que han hecho, despedir a estos dos exdirectivos sin indemnización alguna.

Tanto María Fernanda Richmond, como Adrián Martín están en el ojo del huracán del caso Lezo, imputados por una larga lista de delitos como organización criminal, blanqueo, falsificación de documentos públicos, prevaricación, fraude y malversación de caudales públicos. Sin embargo, durante estos seis meses, los dos han estado cobrando del Canal, pero sin trabajar. Igual que Fernando Cevallos.

Seis meses cobrando, sin trabajar

En el mes de junio de 2016, la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes anunció el cese de María Fernanda Richmond como directora de Negocios del Canal “por pérdida de confianza” a raíz de la ruinosa compra que lideró para adquirir la empresa brasileña de Emissao. Desde entonces, Richmond ocupó un despacho en la sede de la mayor empresa pública de la Comunidad de Madrid, sin ninguna función concreta. Hasta que en el mes de abril, el caso Lezo se la llevó por delante.

El juez de la Audiencia Nacional ordenó su detención e imputación. En ese momento, el Canal de Isabel II decidió suspender de empleo a Richmond. Fue suspendida de empleo, pero no de sueldo. Es decir, Richmond ha estado seis meses en casa, sin trabajar, ganando cerca de 30.000 euros brutos, según cálculos de fuentes sindicales. En el caso de Adrián Martin, exdirector del Canal, en estos seis meses suspendido de empleo, habría cobrado cerca de 43.000 euros brutos, según estas mismas fuentes.

Adrián Martín es el mismo empleado que el mes de mayo fue denunciado por la dirección del Canal Isabel II por intentar destruir documentación de esta empresa y presionar a sus trabajadores para que hiciesen esa labor. A pesar de estas graves sospechas, el Canal está asumiendo el coste de al defensa jurídica de estos exdirectivos. Tanto Adrián Martín, como María Fernanda Richmond se han acogido a la poliza del convenio que cubre la defensa jurídica de los directivos del Canal, aunque ninguno de los dos lo es ya.

Como ya adelantó la SER, María Fernanda Richmond reconocío ante el juez de la Audiencia Nacional que nunca leyó los informes de la auditoría KPMG que alertaron del riesgo de la operación de compra de la empresa brasileña de Emissao, que detonó la operación Lezo, que ha llevado a Ignacio González a prisión.

Richmond y Adrián Martín han acabado en la calle, pero Fernando Cevallos sí seguirá trabajando, pese a estar imputado. Se suma a otros investigados que mantienen su puesto en el Canal como Gerardo Díaz y Jesús Hernández (Operación Tosca por gestión de Hispanagua en Melilla) y Manuel Beltrán (Caso Mercamadrid), en su caso, ocupa incluso un puesto en el Consejo de Administración del Canal.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?