¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Yo acuso

El comentario de Juan Francisco Rojo

“Yo acuso”. Este es el título de mi editorial de hoy. No pretendo ni puedo ser Emile Zola. Pero sí utilizo el título de su famoso alegato en defensa del capitán Dreyfus, para decir que yo acuso a decenas de alcaldes de esta provincia de incumplir la ley. 706 municipios de Castilla y León se resisten a retirar la simbología franquista. Son Ayuntamientos que siguen sin aplicar la Ley de la Memoria Histórica y lo hacen impunemente; seguro que a la espera de si una sentencia les obliga a acometer lo que deberían hacer motu proprio: cumplir con la ley.

Yo acuso a los alcaldes de esos municipios de saltarse la ley a la torera. De ser tan ilegales como aquellos que se saltan la Constitución. Y aunque Salamanca está a la cabeza, Palencia aparece destacada en este triste pódium de la vergüenza histórica. Según los últimos datos, en nuestra provincia hay 112 poblaciones incumplidoras, que se dice pronto.

Se hacen chistes y chanzas sobre la memoria histórica, algunos la llaman la memoria histérica. Son muchos los que dicen que la Ley no es más que un ejemplo de postureo en la etapa de Zapatero como presidente. Y puede ser; pero a renglón seguido quiero suscribir letra por letra, punto por punto la opinión de un periodista, Francisco Miguel Justo Tallón que dijo: “Más allá del postureo del PSOE hay una verdad innegable: ninguna sociedad democrática puede rendir tributo y memoria sobre aquellos símbolos que la mantuvieron ahogada. Que las calles y plazas por donde transita la vida democrática tengan nombres de personas que nunca creyeron en el valor de la democracia es una paradoja insoportable, como caminar por una calle sin asfaltar que se llamara calle del asfalto, o rendir tributo al padre ausente que nos abandonó de niños”.

No se pude decir mejor. Yo os acuso, alcaldes de la provincia de Palencia que os negáis a cumplir una ley, de aplicar las leyes como os viene en gana, de ser cómplices de un pasado que marcó la etapa más negra de nuestro país. De ser insensibles con aquellos que tienen a los suyos en caminos y cunetas. Y no sé si en algún caso debo acusaros de un tufillo fascista que os hunde en la España más profunda. Quien no cumple la ley, insisto sea la ley que sea, no merece ser alcalde. Y quien se escuda en que el tema no es importante, sólo busca excusas baratas para disfrazar su lamentable proceder.

Como alguien dijo la Ley de la Memoria Histórica, que no comporta gasto económico, es un compromiso con la justicia. Os estáis saltando la ley, con todas las letras. Y sólo por eso, deberíais dimitir. Os estáis pasando la legalidad por el forro de los mismísimos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?