¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

‘Mierasaurus bobyoungi’, un dinosaurio de "origen cántabro"

Se trata de un nuevo ejemplar identificado en EEUU y que se ha dedicado al científico cántabro Bernardo Miera

Archivo. /

Investigadores americanos, ingleses y españoles han colaborado en descripción de un nuevo dinosaurio en el estado de Utah (Estados Unidos), considerado como el saurópodo más completo del Cretácico de Norteamérica, que han dedicado al científico cántabro Bernardo Miera, el primero que exploró este estado.

El hallazgo ha sido publicado en la revista científica Scientific Reports y destaca como particularidad que se encontró un ejemplar, descendiente de los saurópodos turiasaurios de Europa, grupo definido a partir del hallazgo del "gigante europeo" ‘Turiasaurus riodevensis’ en Riodeva (Teruel).

La relación del nuevo dinosaurio con Turiasaurus, descendiente de los saurópodos turiasaurios de Teruel, permite postular, explican los investigadores, la presencia de un puente intercontinental que uniría al continente norteamericano con el europeo hace aproximadamente 139 millones de años.

El nombre del nuevo dinosaurio, ‘Mierasaurus bobyoungi’, está dedicado Bernardo Miera y Pacheco (nacido en Cantabria), el primer científico europeo que exploró Utah y que realizó el primer mapa de ese territorio en el siglo XVIII, y al geólogo norteamericano Robert Young, quien interpretó correctamente el Cretácico Inferior de la región de Utah, Colorado, Arizona y New México.

La colaboración de los investigadores se ha realizado en el marco de un proyecto de investigación del Plan Nacional de I+D+i del Ministerio de Economía y Competitividad español (proyecto DINOTUR).

Los fósiles del nuevo dinosaurio se encontraron en el yacimiento denominado Doelling's Bowl, identificado por el paleontólogo del estado de Utah James Kirkland en 1991, aunque los fósiles de dinosaurios saurópodos presentados en este trabajo se encontraron en el año 2010.

La edad del yacimiento se estima en el Cretácico Temprano y, a la espera de los resultados de un trabajo en curso, su antigüedad se estima en unos 130-135 millones de años.

El trabajo publicado incluye la definición de un nuevo género y especie de dinosaurio saurópodo, es decir, un cuadrúpedo, con el cuello y cola largos y el cráneo pequeño.

La longitud de Mierasaurus, estimada entre 10 y 12 metros, es mucho menor que la de sus parientes europeos (que podrían superar los 25 metros de longitud). Mierasaurus convivió en los mismos ecosistemas que el ornitópodo Iguanacolossus, un dinosaurio acorazado todavía no descrito, pequeños "raptores" (dinosaurios carnívoros) emplumados, como Yurgovuchia, y grandes terópodos alosáuridos.

El estudio indica que ninguno de los más de 430 ejemplares de saurópodos documentados en los yacimientos americanos del Jurásico Superior pertenece al grupo de los turiasaurios.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?