¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

OBITUARIOMuere el fiscal general del Estado, José Manuel Maza

Sale un investigado por enchufismo, entra un exalcalde

Tras la marcha de Sebastián Ruiz, la Subdelegación del Gobierno cubre un puesto de libre designación con Enrique Moresco

Enrique Moresco, durante un acto público cuando era alcalde de El Puerto /

La entrada del exalcalde del Puerto en la Subdelegación del Gobierno de Cádiz, como cargo de confianza, en el puesto de jefe de gabinete, se produce tras la salida sorpresiva de Sebastián Ruiz. Había llegado en enero de este año acompañanado al nuevo subdelegado, Agustín Muñoz. El nombramiento de Ruiz siempre estuvo bajo la polémica porque el arcense estaba acechado por los casos de enchufismo en los que está siendo investigado y que supuestamente se produjeron durante su gestión como concejal en el Ayuntamiento de Arcos de la Frontera en el anterior mandato. 

A Ruiz y a otros cinco concejales de esa etapa de gobierno (2011-2015) de Arcos, todos del PP y de Aipro -una formación local-, se les investiga por la supuesta contratación irregular de familiares cuando ambos partidos formaban el equipo de gobierno del municipio serrano. Ruiz tuvo que declarar en marzo del pasado año como investigado ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Arcos y está acusado de haber contratado en el Ayuntamiento a su cuñado como electricista.

Pero lo que ha precipitado los acontecimiento es una pieza separada que le concierne directamente por un caso específico de supuesto enchufismo que afecta a un familiar del que era interventor en el Ayuntamiento de Arcos.

Todo arranca en 2014. El interventor del Ayuntamiento de Arcos, donde Sebastián Ruiz, era delegado de Hacienda y Personal, emitió un informe negativo contra un plan de obras municipal por ser contrario a la necesidad de contención del gasto, debido a la delicada situacion economica del Ayuntamiento. Fue entonces, cuando segun la Fiscalía, Ruiz y otros concejales ofrecieronn al interventor contratar a su hija a cambio de que modificara el informe contrario. El Ministerio Publico asegura que el interventor cambió su informe, tras dar los acusados varios pasos intermedios para dar apariencia de legalidad a lo que se hacía, y su hija obtuvo un puesto de trabajo. Fue contratada como auxiliar administrativo a pesar de que sólo tenía cualificación de peluquera.

Desde ese momento el interventor informó favorablemnte de muchos expedientes a los que se debería habe opuesto. La Fiscalía pide para Sebastián Ruiz cinco años y medio de cárcel y nueve de inhabilitación para cargo público por un doble delito de cohecho y prevaricación.

Hasta ahora, Antonio Sanz, delegado del Gobierno en Andalucia, habia defendido la cotnratacion de Sebastián Ruiz como cargo de confianza en la Subdelegacion, a pesar de su imputación, aduciendo el principio de presunción de inocencia. Le sustitutye en el cargo Enrique Moresco, quien fuera alcalde de El Puerto, que ha pasado ya por diversos cargos de confianza en Diputación y Zona Franca.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?