Descubren desde Granada indicios de que la estrella más cercana al Sol cuenta con un complejo sistema planetario

Han decubierto nubes frías de polvo que son los restos de la formación de un sistema planetario en torno Proxima Centauri

Red de telescopios del proyecto ALMA, en Chile /

Investigadores del Instituto Andaluz de Astrofísica, centro del CSIC ubicado en Granada, han descubiero un cinturón de polvo frío alrededor de Proxima Centauri, la estrella más cercana al Sol. Se trata de los restos de la formación de un sistema planetario en torno a la estrella más cercana. El hallazgo ha sido posible gracias a la utilización desde este centro granadino de los datos del instrumento internacional conocido como ALMA. Permite deducir que existe un complejo sistema planetario alrededor.

Próxima Centauri es la estrella más cercana al Sol. Es una débil enana roja que se encuentra a tan solo cuatro años luz, en la constelación del Centauro. Orbitando a su alrededor, se encuentra Próxima b, un exoplaneta templado del tamaño de la Tierra descubierto en el año 2016 y que es el planeta más cercano al Sistema Solar. Pero en este sistema hay algo más que un solo planeta. Observaciones realizadas con el interferómetro ALMA - situado en el desierto de Atacama en Chile - revelan la emisión de frías nubes de polvo que rodean a la estrella.

"Tras la detección del planeta Proxima b, el descubrimiento de polvo alrededor de Próxima es el primer indicio de que existe un complejo sistema planetario alrededor de la estrella más cercana a nuestro Sol", explica con respecto a la importancia del descubrimiento, Guillem Anglada, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) y primer autor de este estudio.

Estos cinturones de polvo están compuestos por el material sobrante de la formación planetaria. Principalmente, son partículas de hielo y roca con tamaños que van desde granos de polvo de menos de un milímetro hasta cuerpos similares a los asteroides de varios kilómetros de diámetro.

Parte de este material parece encontrarse distribuido en un cinturón que se extiende a unos pocos cientos de millones de kilómetros de Próxima Centauri y con una masa total de aproximadamente una centésima parte de la masa de la Tierra. Además se ha estimado que tiene una temperatura de aproximadamente 230 grados centígrados bajo cero, la misma que la del Cinturón de Kuiper, una estructura similar situada en nuestro Sistema Solar exterior.

Otro cinturón aún más externo

Pero este no es el único cinturón de polvo que parece rodear a nuestra estrella vecina. En los datos de ALMA existen indicios de otro posible cinturón de polvo alrededor de Proxima Centauri, diez veces más alejado y mucho más frio que el primero.

De confirmarse, la naturaleza de este cinturón exterior resultaría intrigante ya que se encuentra en un entorno muy frío y lejano de una estrella que ya de por si es más fría y mucho más débil que el Sol. En cualquier caso, ambos cinturones se sitúan mucho más lejos de Próxima Centauri que su planeta Próxima b, que orbita a unos cuatro millones de kilómetros de su estrella.

"Este resultado sugiere que Próxima Centauri podría contener un sistema múltiple de planetas con un rico pasado de interacciones que dieron lugar a la formación de uno o varios cinturones de polvo. Estudios más profundos proporcionarán más información para localizar la ubicación de estos planetas adicionales que todavía no han sido identificados", indica Guillem Anglada.

Pero este sistema planetario de Próxima Centauri es además especialmente interesante ya que hay planes para una futura exploración directa con micronaves espaciales dotadas de velas impulsadas por láser (el proyecto Starshot). Conocer el entorno de polvo que rodea a la estrella es esencial para la planificación de este tipo de misiones.

El coautor del trabajo, Pedro Amado, también del Instituto de Astrofísica de Andalucía, explica que esta observación es sólo el comienzo: "Estos primeros resultados muestran que ALMA puede detectar estructuras de polvo en órbita alrededor de Próxima. Observaciones de mayor resolución nos darán más detalles de su posible sistema planetario. Combinándolas con el estudio de discos protoplanetarios alrededor de estrellas jóvenes, podremos desvelar muchos de los detalles de los procesos que condujeron a la formación de la Tierra y del Sistema Solar hace unos 4600 millones años. ¡Lo que estamos viendo ahora es sólo una pequeña parte de lo que está por venir!".

Estudio multidisciplinar

De hecho, estos son los primeros resultados de un proyecto más ambicioso, diseñado conjuntamente por varios departamentos del Instituto de Astrofísica de Andalucía para caracterizar las condiciones del sistema planetario de Proxima Centauri. "Estamos combinando nuestros conocimientos en el Sistema Solar, en física estelar, y en la formación de discos alrededor de estrellas, así como en diferentes técnicas de observación para obtener la imagen más completa posible sobre el sistema planetario más próximo al nuestro", concluye Antxon Alberdi, Director del IAA-CSIC y otro de los coautores del trabajo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?