¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El gemido de orfandad del mundo rural al que da voz Oliver Laxe

El joven cineasta gallego doblemente premiado en Cannes rueda una película sobre los incendios forestales

Oliver Laxe nació en París. Hijo de emigrantes gallegos, es un trotamundos que reside ahora reside en Marruecos. Sin embargo, no olvida sus raíces, en la comarca fronteriza con nuestra provincia de Ancares. Un ejemplo extremo de la despoblación que ahoga al interior de nuestro país. Por eso lo ha convertido en el protagonista de su próximo proyecto, 'Aquilo que arde'.

En palabras del propio director se trata de un "gemido de orfandad" de la realidad rural de nuestro país, de esa "soledad extrema y dramática que atrofia a la gente". Para ello, el relato se articula en torno a una problemática arraigada en lo más profundo del ser de los montes del noroeste español: la de los incendios forestales. Nos cuenta la historia de un incendiario que tras salir de la cárcel se va a vivir con su madre a una aldea de Ancares en la que la única compañia que tienen son "cuatro vacas". Cuando un incendio asola el paraje bucólico que le ha acogido, todo el mundo vuelve sus ojos hacia él. "Me interesa la figura del incendiario como personaje denostado. No busco justificarlo, pero sí entenderlo", adelanta Laxe.

El rodaje ya ha comenzado en los Ancares lucenses pero el proyecto tardará aún en ver la luz. El cineasta quiere filmar la naturaleza en las cuatro estaciones del año. Y es que el cine de Laxe se cuece a fuego lento. Al margen del espectro comercial, él mismo se define como "un cruzado de este cine con alma". Sus dos anteriores películas, rodadas en Marruecos, han salido premiadas de Cannes. Y además compatibiliza este rodaje con un proyecto más ambicioso, una 'road movie' entre España y Mauritania.

Este viernes, ha presentado su obra 'Mimosas' en el MUSAC

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?