¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Patrimonio Nacional quiere convertir el Palacio Real en un polo de atracción turística

La apertura del Museo de Colecciones Reales en enero de 2020 permitirá crear un gran eje cultural con cuatro nuevos accesos al público

Un segundo polo de atracción turística para Madrid. Este es el objetivo planteado por Patrimonio Nacional, que quiere convertir el Palacio Real en el nuevo gran eje cultural de la ciudad. Para este propósito será fundamental la apertura en enero de 2020 del nuevo Museo de las Colecciones Reales, del que se viene hablando desde hace veinte años. La puesta en marcha supondrá una inversión de 171 millones de euros y otros 7 millones de euros anuales de mantenimiento.

La idea es "crear un gran complejo donde una persona pueda ir a pasar el día con una amplia oferta cultural, histórica y de ocio, que será el segundo polo de atracción de la ciudad después del eje Prado-Recoletos", según ha explicado este viernes el presidente de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñán.

El año pasado, el Palacio recibió 1,6 millones de visitantes, cifra que se pretende elevar en un millón de personas para 2021. Además, la visita al complejo permitirá "incrementar en una noche" la estancia de los turistas en Madrid.

Además de conseguir nuevos visitantes foráneos, los planes de Patrimonio también pasan por atraer a los propios madrileños, ya que 2,5 millones de vecinos de la ciudad solo han visitado el Palacio Real una única vez, según una encuesta.

Quedan "dos años por delante para realizar una gran campaña de promoción de este magnífico complejo", ha explicado Pérez de Armiñán, además de pedir que no se caiga en los mismos errores de la ampliación del Museo Arqueológico Nacional (MAN) donde, después de una gran reforma, no se ha sacado partido de ello y las visitas "se han estabilizado".

Antes de la inauguración del Museo de Colecciones Reales, cuyas instalaciones ya están construidas y pendientes del concurso para adjudicar el proyecto museístico, Patrimonio quiere ampliar el número de accesos a todo ese enorme complejo de bienes culturales con nuevas entradas.

Habrá seis accesos: los dos actuales en la parte superior (el de la taquilla y la entrada para grupos); otro desde el fondo de la plaza de la Catedral, junto a la Armería; uno nuevo por los Jardines de Sabatini con ascensores, desde la cuesta de San Vicente; un acceso al Museo de Colecciones Reales desde el Parque de Atenas, junto a la calle Segovia; y el actual acceso al Campo del Moro desde el Paseo de la Virgen del Puerto.

"Una vez que entre por uno de los arcos de seguridad, el visitante podrá pasear por todo el complejo", lo que supone un reto en materia de seguridad, según ha indicado el presidente de Patrimonio.

Para permitir el tránsito de los visitantes por todo el recinto serán "fundamentales" los ascensores del Museo de Colecciones Reales -de los mayores de Europa con capacidad para 200 personas-, para salvar el desnivel entre la plaza de Oriente y Madrid Río, donde se halla la ermita de San Antonio de la Florida que también se incorporará al complejo "a cuyos dominios históricamente pertenecía".

Para antes de 2019 también está prevista la apertura del túnel de Bonaparte, bajo el paseo de la Virgen del Puerto, que une el Palacio Real con la Casa de Campo. Así lo ha explicado Pérez de Armiñán, dentro del programa actividades 'Madrid Hotel Week', organizado por la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM).

En cuanto a la reforma de la Plaza de España y la controversia sobre el eventual derribo parcial de la valla de Sabatini, que enfrenta al Ayuntamiento y a la Comunidad, Pérez de Armiñán cree que el muro de contención se quedará como está. Según Armiñán, hay “buena sintonía” con Manuela Carmena, que como alcaldesa de la ciudad forma parte del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?