¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Unionistas le coge gustillo a dormir los sábados líder

El conjunto charro venció al equipo palentino en un choque muy tranquilo -por fin- ante el Becerril

Imagen del club. Primeros minutos del choque entre Unionistas y Becerril, en la SER. /

Unionistas de Salamanca (4-0) volvió a la senda de la victoria tras imponerse este sábado al Becerril, lo que además significa el liderato momentáneo del conjunto blanquinegro a falta de que el Real Ávila dispute su partido este domingo.

Astu llegó con los efectivos justos a este partido. 16 convocados y 16 hombres disponibles. De inicio, apostó por el once formado por Molina, Carmona, Eslava, León, Gallego, Carlos López, Chuchi, Piojo, Cristo, De la Nava y Manjón.

Los charros empezaron como suele ser habitual, dominando y manejando la posesión frente al Becerril, cerrado atrás. Los dos goleadores de Unionistas tuvieron las primeras oportunidades, a través de Manjón y Cristo. El césped, debido a la lluvia caída sobre Salamanca, estaba muy rápido.

En los primeros veinte minutos no hubo grandes ocasiones para ninguno de los dos equipos, aunque la pelota y el dominio eran de los charros. Las jugadas a balón parado eran las más peligrosas por parte de los visitantes, y casi las únicas a través de las que incomodaban al equipo charro.

Precisamente, en el minuto 20 se adelantó el equipo charro. Antonio León remató a la red, de espuela, el centro que sacó Chuchi Jorqués al primer palo. Unionistas volvía a ponerse por delante de nuevo en un partido. Los charros lo intentaban de todas las maneras, maniatando al Becerril. Manjón, muy activo como suele ser habitual, disparó en el minuto 29 de primeras y obligó a Mario a detener el balón para evitar el segundo.

Cristo intentó un gol olímpico que casi consigue, aunque el equipo en general estaba rindiendo a un gran nivel, y sin dar opción alguna al Becerril. De hecho, antes de llegar al descanso, Cristo Medina consiguió el segundo para los charros, con esa dosis de tranquilidad incluida. Con la zurda, cruzó la pelota y consiguió anotar el segundo, tras recortar a un defensor. Así se llegó al descanso, con el 2-0.

Unionistas, ya en la segunda parte, continuó implacable en el reinicio del partido. Dominando, con la pelota, y buscando el tercero para evitar posibles inconvenientes ante el Becerril.

El equipo dominaba plácidamente, con un Becerril desaparecido en combate, y dando la sensación de que entregó el partido. El choque apenas tenía ya mordiente por parte de ninguno de los dos equipos: la superioridad charra era clarísima. Y el Becerril estaba desaparecido, con continuas llegadas de los charros.

Motos entró en el partido para dar minutos de refresco a Manjón. El charro, con muchas ganas como siempre cuando actúa en los partidos, siguió imprimiendo ritmo en el juego de Unionistas. Chuchi dejó su puesto a Juampa en el terreno de juego. Solo faltaba cerrar el partido, porque el ánimo de los palentinos no parecía indicar que fueran a luchar por la victoria.

Lo peor que podía suceder en el partido era sufrir alguna lesión inoportuna. Antonio León, que regresó a la titularidad tras su baja, se dolía en una acción, pero afortunadamente no pasó a mayores. Astu apuró los cambios, y sentó a Carmona. Entró en su lugar Obispo, mientras los blanquinegros seguían dominando sin problemas.

Piojo, al borde del final, anotó el tercero. Ejecutó desde fuera del área, y con la derecha, consiguió el cuarto. El balón botó y despistó a Mario, el portero, que no pudo hacer nada. Llegaba el 3-0.

Y antes del cierre definitivo del partido, un pase perfecto de Motos, que apuró la línea de fondo y, desde atrás, llegó De la Nava, que anotó el cuarto y definitivo. Unionistas, ganó, convenció, y mantiene a cero la portería. Tres puntos importantes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?