¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Siete voces prodigiosas

El grupo canario Vocal Siete, la gran apuesta de este Otoño Polifónico Arandino, no defraudó al público

Vocal Siete no utiliza más instrumentos que su voz y la percusión corporal /

Un público en pie, entregado y haciendo la coreografía que implica una de las últimas canciones del repertorio es una imagen un tanto insólita del Otoño Polifónico Arandino. Pero así comenzaba este sábado su XXXIV edición, con un recital que, a buen seguro habrá dejado huella en el casi medio millar de espectadores que asistieron a este primer concierto de los cuatro que están programados en este mes de noviembre.

El conjunto canario ‘Vocal siete’, cautivó al público con su espectáculo ‘Todo se transforma’, que incluye, como no podía ser de otra manera, la canción de Jorge Drexler de la que ha tomado prestado su nombre. Casi como por arte de magia, catorce cuerdas vocales, las que corresponden a los siete artistas -tres tenores, dos barítonos y dos percusionistas- inundaron el escenario de toda una amalgama de voces, que parecían estar arropadas por una tupida orquesta (guitarras, bajos, saxos, baterías, percusión latina…), perfectamente coordinada y que no era otra cosa que el fruto de una asombrosa versatilidad vocal y diez años de experiencia juntos en esta aventura, que comparten con un ingeniero de sonido, el ‘octavo pasajero’, imprescindible para sacar el máximo partido a la hora de amplificar algunas frecuencias que proceden de las cavidades más profundas del cuerpo.

Esta primera sesión comenzó con un emotivo y brillante prólogo de Pedro de Benito, ex presidente de la Asamblea Local de Cruz Roja, y finalizó con los artistas en el vestíbulo del Centro Cultural Caja de Burgos, desprovistos ya de megafonía, despidiendo al público con algunas canciones más de propina.

Tras el recital todavía hubo más en el vestíbulo / Cadena SER

Con este buen sabor canario que nos deja Vocal Siete, por delante tenemos otros tres espectáculos muy prometedores. Para el próximo sábado, el Coro Juvenil San Juan Bautista Abesbatza ofrecerá un concierto en la Iglesia de Santa Catalina y el siguiente será el turno de la Agrupación Coral “La Flor” de Pola de Lena que actuará en la Iglesia de la Vera Cruz. Cerrará el programa un año más el Orfeón Arandino Corazón de María, acompañado de la soprano Mónica Moreal el 25 de noviembre en la Iglesia de Santa María y tendrá como leitmotiv una “Noche Musical desde Estados Unidos”, dedicando, como es tradición, la primera parte a la música sacra y la segunda a los grandes musicales de Broadway, con un repertorio a estrenar en su mayor parte.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?