¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cuidando a las cuidadoras

Hablamos con la Fundación Mujeres de su programa ‘Cuidadanas’ enfocado a la orientación, apoyo y asesoramiento de las cuidadoras, casi todas mujeres y familiares de las personas dependientes a las que atienden

Casi el 90% de las cuidadoras son mujeres /

Hoy se celebra el Día Internacional de las Personas Cuidadoras. La mayoría son mujeres, en general familiares de la persona atendida y esa labor, muchas veces desarrollada durante años, también les pasa una importante factura. De ahí que la formación, el acompañamiento y la asesoría se vuelvan decisivos a la hora de mejorar la calidad de vida de quienes se ocupan de sus mayores en casa. La entrada en vigor, hace unos años, de la Ley de la Dependencia levantó muchas expectativas en torno al reconocimiento de una labor llevada a cabo en el entorno familiar en la mayoría de las ocasiones. Los problemas presupuestarios y los retrasos han dado al traste con las esperanzas de mejora en muchos de los casos. En Asturias Hoy por Hoy hemos querido acercarnos a la situación de las cuidadoras de la mano de la Fundación Mujeres que desarrolla el programa Cuidadanas.

Goretti Avello Álvarez es la coordinadora en Asturias de la Fundación Mujeres. Aquí, lo mismo que en otras comunidades autónomas, vienen desarrollando este programa que pretende rellenar los huecos dejados por la Ley de la Dependencia y paliar, en la medida de lo posible, los efectos que la tarea de cuidadora provoca en la vida de estas mujeres. Quizás, la consecuencia más importante sea la que afecta a la salud, dice Goretti: “Mientras van cuidando, al mismo tiempo se van descuidando a sí mismas y esa dinámica acaba pasándoles factura minando su proyecto vital y su autoestima, lo que acaba en un problema emocional”.

La cuidadora también ve como se deterioran sus relaciones sociales. Con el paso del tiempo dejan de salir y de relacionarse. En el ámbito laboral también se puede llegar a pagar un precio muy alto. Una tarea como esta obliga, sobre todo a las mujeres más jóvenes, a dejar de buscar trabajo o a abandonar, incluso, su empleo al no poder compatibilizarlo con el cuidado. Y todo esto suele ocurrir dentro de la intimidad del ámbito familiar “por eso es difícil echarles una mano, en la Fundación Mujeres tenemos casi que ir a buscarlas para ofrecerles esta ayuda”, dice Goretti.

En la Fundación Mujeres llevan con el proyecto Cuidadoras desde 2011, planteando un punto de asesoramiento en el que programan talleres y actividades relacionadas con la gestión de la culpa, la autoestima o habilidades sociales: “Incluso se plantea la búsqueda activa de empleo, aunque sea a largo plazo”, aclara Goretti Avello. La coordinadora de la Fundación Mujeres lo deja claro: “Queremos cuidarlas a ellas, a las cuidadoras”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?